La curvatura de la falla puede controlar dónde se producen los grandes terremotos

Europa Press

ACTUALIDAD

SGT SAM SHEPHERDNEW ZEALAND DE | EFE

Los científicos no confían en que este descubrimiento tenga un impacto directo en la capacidad de los científicos para predecir cuándo ocurrirá un seísmo

25 nov 2016 . Actualizado a las 07:43 h.

Los grandes terremotos -de magnitud 8,5 en la escala de Richter y más fuertes- se producen donde las fallas son en su mayoría planas, afirman geólogos de la Universidad de Oregón (UO), en Estados Unidos, y franceses. Las fallas más curvadas, informan en la revista Science, son menos propensas a experimentar terremotos que exceden esa fuerza.

Se pensaba que los terremotos de gran magnitud, conocidos como mega-terremotos, sólo eran posibles en el límite entre las placas tectónicas de convergencia rápida hasta que dos terremotos gigantes -el terremoto de magnitud 9,4 en Indonesia en el 2004 y el terremoto de 9 en Japón en el 2011- echaron por tierra la teoría. Desde entonces, se ha creído que los terremotos gigantes pueden darse en cualquier falla grande, pero en el nuevo documento, investigadores de la UO muestran que el tamaño máximo de los terremotos puede ser controlado por otro parámetro: la curvatura de la falla.

«La forma en que las personas de la comunidad científica piensan acerca de los terremotos es que algunas áreas de fallas resisten la fractura más que otras, y cuando se rompen generan grandes terremotos», explica el autor principal Quentin Bletery, investigador postdoctoral de la UO. «A menudo se discute la razón por la que se resisten más a la fractura. Pensé que las variaciones en la geometría de las fallas podían ser responsables, así que busqué cambios en la pendiente de las principales fallas de subducción del mundo», relata.