Sánchez reaparece hoy para tratar de recuperar terreno ante Susana Díaz

Ningún barón territorial arropará al exsecretario general en su vuelta a la primera línea


madrid / la voz

Ninguno de los dos ha enseñado todavía sus cartas. Ambos evitan decir que se van a presentar a las primarias por la secretaría general. Principalmente porque no están convocadas y todo indica que la gestora no tiene prisa para hacerlo. Pero transcurridos casi dos meses desde el comité federal en el que dimitió Pedro Sánchez, Susana Díaz ha tomado ventaja. Sus seguidores ven como un triunfo el repliegue de Miquel Iceta, que ha pasado de ser un sanchista acérrimo a sellar la paz con la presidenta andaluza, prometiéndole la neutralidad del PSC en las primarias. Díaz está asumiendo cada vez más protagonismo en el PSOE y actúa ya como secretaria general de facto, dejando en segundo plano al presidente de la gestora, Javier Fernández.

PSOE abierto y participativo

Tras dejar su acta de diputado, Sánchez ha perdido fuelle. Su entrevista en el programa Salvados, en la que abogó por trabajar codo con codo con Podemos, negociar con los independentistas y consideraba Cataluña como una nación le hizo perder puntos entre sus partidarios. Sobre todo no entendían que después de echar la culpa a Pablo Iglesias de no haberle hecho presidente, entonara una especie de mea culpa respecto a su actuación con la formación morada.

Sánchez reaparece hoy en un acto público en la localidad valenciana de Chirivella, el primero desde que el 29 de octubre dejó el escaño para no verse obligado a abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. Defenderá un PSOE «abierto, participativo y transparente» frente al proyecto que considera encarnan la gestora y Díaz. Será una charla con militantes, titulada «Repensar el PSOE, construir el futuro». No le arropará ningún peso pesado del partido. Ni siquiera los barones que le han apoyado hasta ahora. Y mucho menos el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, uno de los que participaron en la operación para deponerlo. Después de que Puig dijera hace unos días despectivamente que no sabía a qué iba el exsecretario general a Chirivella, ayer lo llamó Sánchez para informarle de que acudía a hablar del modelo de partido. «Ambos queremos lo mejor para el PSOE y la izquierda del país», explicó lacónicamente en su cuenta de Twitter.

Le apoyarán con su presencia los diputados críticos Odón Elorza, Zaida Cantera, Luz Martínez Seijo y Sofía Hernanz, que votaron no a Rajoy; José Antonio Pérez Tapias, que fue su rival en las primarias; el secretario provincial del PSPV en la provincia de Valencia, José Luis Ábalos; y varios alcaldes, entre ellos, el del pueblo granadino de Jun, José Antonio Rodríguez.

Fuentes próximas al exsecretario general restaron importancia a las ausencias, ya que es un acto de militantes y no estaba pensando para invitar a los barones. Explicaron que en su intervención Sánchez defenderá establecer una política de alianzas por la izquierda; un modelo de partido abierto a la militancia, a la que se le pueda consultar con más asiduidad; y mayor participación de los afiliados en la vida del partido. Esas mismas fuentes negaron que el acto de hoy sea el inicio de la carrera de las primarias, sino una toma de contacto con los militantes.

Díaz, satisfecha

Por su parte, Díaz no ocultaba ayer su satisfacción tras la reunión del jueves con Iceta. «Si en algo coincidimos ayer Miquel y yo era en que el PSOE se va a levantar, a fortalecer y va a salir como un proyecto ganador antes de lo que muchos quisieran», afirmó. «El PSOE es mucho PSOE», añadió. La presidenta señaló que «en estos momentos quienes estamos en mejores condiciones para liderar una salida al conflicto territorial». Iceta prometió que los socialistas catalanes serán «neutrales» en las primarias del PSOE y destacó su voluntad de «trabajar mucho y muy bien» con Díaz. Eso sí, según Iceta, la definición de Cataluña como nación no rompe con la soberanía nacional y la igualdad de los españoles.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Sánchez reaparece hoy para tratar de recuperar terreno ante Susana Díaz