¿Aún no tienes tu Baby Pelón?

VETE ENCARGÁNDOLO, porque estos pequeños creados para obtener beneficios en favor del cáncer infantil están más que agotados. Ya amenazan con convertirse en el regalo estrella de estas Navidades.


Si ya lo has intentado, sabes de lo que estamos hablando. Pero si tenías pensado ir a por un Baby Pelón, quedas advertido. Están agotados. Agotadísimos. Así que si tú también ibas a llevarte alguno para regalar en estas Navidades, más vale que te metas de lleno en la tarea. Su diseño es tan atractivo como su finalidad, pues los beneficios por la compra -rondan los 12 euros- van directamente dirigidos a que los niños con cáncer jueguen y disfruten con la creación de proyectos tan increíbles como la construcción de parques infantiles en las azoteas de los hospitales, como ya han hecho en el de La Paz en Madrid, o la de una estación lunar en la que los pequeños entran hasta vestidos de astronautas para enfrentarse a su aislamiento en el Gregorio Marañón.

Estas y otras cosas, como la donación de Play Stations, televisores o tablets que cayeron en desuso para ayudarles a sobrellevar el tratamiento, están impulsadas por la fundación Juegaterapia, responsable también de estos muñecos que ya nos conquistaron. Todo empezó cuando una madre, ante la tristeza de su niña al conocer su diagnóstico y saber que, a causa de la quimioterapia, perdería el pelo, se puso en contacto con ellos para preguntarles dónde podría encontrar pañuelos bonitos con los que animarla. Y aquí están, pero puestos sobre las cabezas de estos muñecos que arrasan con todo y que, además, cuenta con unos diseñadores de excepción.

FAMOSOS VOLCADOS

El de Pablo Ibáñez, el Hombre de Negro, presidente de honor de Juegaterapia, es negro y en él se lee: «Yo soy fuerte. No tengo miedo». Alba Carrillo hizo el suyo repleto de cometas con ayuda de su hijo, Vicky Martín Berrocal le dio un toque flamenco con lunares rosas y Rossy de Palma lo llenó de corazones sonrientes. A ellos se unen Amelia Bono con muchos besos, al igual que Shakira, Paula Echevarría con un universo estrellado, y dos pequeños valientes que luchan con fuerza contra la enfermedad, Jorge, que lo diseñó con juguetes, y María, que lo adornó de flores. Pero el verdadero poder de los Baby Pelones es que están pensados para todos los niños, y sobre todo para que no les extrañe ver a otros pequeños sin pelo, ayudándoles a normalizar ese cambio físico. Al mismo tiempo, los que lo experimentan encuentran en ellos un juguete con un aspecto parecido al suyo. Son por y para valientes. Y quizás por eso estén volando de las estanterías.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

¿Aún no tienes tu Baby Pelón?