El Partido Pirata renuncia a formar gobierno de centroizquierda en Islandia

La líder de la formación explicó que existía un desacuerdo demasiado importante con las otras formaciones, en especial sobre la reforma del sistema de cuotas pesqueras

La líder del Partido Pirata, Brigitta Jonsdottir.
La líder del Partido Pirata, Brigitta Jonsdottir.

Copenhague

El Partido Pirata renunció a formar Gobierno en Islandia por no poderse de acuerdo para iniciar negociaciones formales con otras cuatro fuerzas de centroizquierda después de diez días de contactos exploratorios.

Se trata del tercer intento fracasado para formar un Ejecutivo en este país nórdico desde que se celebraron las elecciones generales anticipadas a finales de octubre.

El conservador Partido de la Independencia y el Movimiento de Izquierda Verde, las dos fuerzas más votadas por delante del Partido Pirata, lo habían intentado antes sin éxito.

La líder del Partido Pirata, Birgitta Jónsdóttir, declaró este lunes en Reikiavik tras una reunión con las otras formaciones que el desacuerdo era demasiado importante en varios temas, en especial la cuestión de la reforma del sistema de cuotas pesqueras.

La hipotética coalición entre el Partido Pirata, los rojiverdes, los centristas Reforma y Futuro Brillante y la Alianza Socialdemócrata sumaba 34 de los 63 escaños.

El presidente de Islandia, Guðni Th. Jóhannesson, le había encargado formar un Gobierno el pasado 2 de diciembre a Birgitta Jónsdóttir con la misma constelación de partidos que había probado antes la izquierda rojiverde.

Medios islandeses especulaban con la posibilidad de buscar un Gobierno en minoría, una fórmula poco común en este país, o con la celebración de unas nuevas elecciones la próxima primavera, en la fecha inicialmente prevista antes de que fueran adelantadas.

El Parlamento islandés reabrió la semana pasada mientras sigue gobernando en funciones la coalición entre el Partido de la Independencia y el Partido Progresista del primer ministro, Sigurdur Ingi Jóhannsson, que asumió el cargo hace ocho meses en lugar de su compañero de fuerza política, Sigmundur David Gunnlaugsson.

Las informaciones periodísticas difundidas la pasada primavera revelaron la vinculación con los Papeles de Panamá de Sigmundur David Gunnlaugsson y causaron un escándalo que motivó su dimisión y el adelanto de las elecciones generales.

Los progresistas gobiernan desde el 2013 en coalición con el Partido de la Independencia, la fuerza que tradicionalmente ha dominado la política islandesa.

El Partido Pirata fue una de las sensaciones electorales, triplicando escaños y casi votos, pero quedó muy lejos de los pronósticos que lo llegaron a situar durante casi un año como primera fuerza, con un pico del 43 % de apoyo hace ocho meses.

Tags
Comentarios

El Partido Pirata renuncia a formar gobierno de centroizquierda en Islandia