La policía turca cree que el atacante de Estambul estuvo en Siria con el Estado Islámico

El total de detenidos tras el atentado en la discoteca asciende a dieciséis entre Estambul y Konya

;
Nuevas imágenes del supuesto terrorista de Estambul En el vídeo, el principal sospechoso se graba a sí mismo paseando por la plaza Taksim

La policía turca continúa con la frenética búsqueda del responsable de la masacre en la discoteca «Reina» de Estambul, al parecer un ciudadano kirguís que en el pasado podría haber luchado con el grupo Estado Islámico (EI) en Siria. Según el diario Hürriyet, que cita fuentes de la investigación, la policía tiene indicios de que el hombre buscado estuvo en Siria con los yihadistas. Eso explicaría su forma profesional de llevar acabo el ataque, en el que murieron 39 personas y 65 resultaron heridas en plena Nochevieja.

De acuerdo con Hürriyet, el sospechoso llegó a Turquía desde Kirguizistán en noviembre del 2016 y se instaló con su mujer y dos hijos en la ciudad de Konya, en el centro de Turquía, junto a otras tres familias extranjeras. Desde allí habría viajado solo a Estambul a finales de diciembre para perpetrar el ataque en el club «Reina». Tras la masacre, el supuesto autor de los hechos subió a un taxi y se bajó a los pocos kilómetros argumentando que no tenía dinero.

Según la declaración del taxista, el sospechoso hablaba bien turco y le pidió su teléfono para hacer una llamada que la policía pudo rastrear. Esta pista llevó a los agentes hasta los barrios de Zeytinburnu y Basaksehir, en la parte europea de Estambul, donde anoche llevaron a cabo una amplia operación policial. Se registraron ocho viviendas y se procedió a la detención de varias personas de Uzbekistán y Kirguizistán, presuntamente relacionadas con el ataque y con el EI, que ha reivindicado esta acción en un comunicado.

Varios medios turcos emitieron hoy imágenes de vídeo en las que se ve al presunto autor caminando por las calles de Estambul, supuestamente antes del atentado del 1 de enero. A raíz de la aparición de las fotografías del sospechoso, vecinos de Konya dijeron a la policía que el atacante vivía allí. Las fuerzas de seguridad detuvieron a su mujer, quien alegó que se enteró del atentado por la televisión y aseguró que desconocía que su marido fuera simpatizante del EI, señala el periódico Cumhuriyet. Además, la policía arrestó hoy a dos extranjeros en el aeropuerto Atatürk de Estambul por su presunta relación con el ataque, aunque la policía no ofreció más detalles. Así, el total de detenidos tras el atentado asciende a dieciséis entre Estambul y Konya, indica el rotativo HaberTürk.

A medida que avanza la investigación surgen nuevos interrogantes: la policía investiga cómo el atacante conocía todas las puertas de salida del club «Reina», incluso algunas que sólo sabía el personal. También sabía dónde se podía esconder antes de abandonar el club, y tenía conocimiento del nivel de seguridad de la sala. Por otra parte, los investigadores descartan que el arma usada por el atacante, que éste dejó en el local tras los hechos, haya sido usada anteriormente en una acción armada ya conocida en Turquía, por lo que deducen que fue introducida desde el exterior.

Comentarios

La policía turca cree que el atacante de Estambul estuvo en Siria con el Estado Islámico