La cabalgata con esteladas en Vich molesta hasta a los independentistas

TV3 mantiene la retransmisión pese a la petición de algunos partidos para evitar la politización de un acto para los niños


Redacción / La Voz

El frente soberanista catalán se agrieta día a día. Cuando no es por las condiciones del anunciado referendo, es por la estrategia política o por simples cuestiones colaterales. En su afán por instrumentalizar todas las manifestaciones cívicas, sean del tipo que sean y por muy alejadas que estén de planteamientos políticos, las asociaciones impulsoras del desafío secesionista, la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, han promovido una campaña para que los asistentes a la cabalgata de Reyes de hoy en Vich la iluminen con farolillos que muestren la bandera independentista.

Una propuesta que disgusta incluso a los secesionistas, como ayer se encargaron de manifestar el propio presidente de Òmnium, quien en una carta a las organizaciones territoriales se desmarcó de la iniciativa, y el diputado de ERC Gabriel Rufián, quien no tuvo empacho alguno en decir que no le gusta la campaña y que él en ningún caso la haría. «Si la pregunta directa es si a mí me gusta, la respuesta es no, no me gusta. ¿Y yo la haría? No la haría», respondió Rufián en una entrevista en Telecinco. «Estoy de acuerdo en que está fuera de lugar y personalmente no me gusta lo que pasa en Vich, pero sabemos perfectamente que forma parte de una cortina de humo y una polémica orquestada por Ciudadanos y PP».

Estos partidos no solo mantuvieron ayer sus críticas a la campaña de los independentistas, sino que fueron más allá y exigieron a la televisión autonómica catalana TV3 que no retransmita la cabalgata, para no contribuir a politizar aún más un acontecimiento que, como señaló el ministro del Interior, solo debe tener una bandera, «la sonrisa de los niños». La dirigente popular Andrea Levy fue especialmente contundente. «Pedimos a TV3, que se financia con el dinero de todos los catalanes, que imponga un criterio de neutralidad y sentido común; es una noche para los niños, para la ilusión y que no puede ser utilizada en modo alguno como propaganda política por una plataforma audiovisual como es la televisión pública catalana», manifestó. En la misma línea, el presidente de Sociedad Civil Catalana, Mariano Gomà, envió una carta a la dirección de la cadena autonómica en la que destaca que «la repugnante utilización política de niños y el adoctrinamiento, nada sutil, que pretenden hacer las entidades separatistas no puede contar con la complicidad ni directa ni indirecta de TV3».

Sin embargo, el canal autonómico mantuvo su intención de retransmitir en directo la cabalgata de la localidad barcelonesa. Aunque el PP apeló al Gobierno catalán para intentar evitar la emisión, la portavoz del Ejecutivo autonómico se inhibió. Esta emitió anoche un comunicado en el que justifica su decisión en que estaba tomada hace meses y que la cadena solo se hace responsable de la retransmisión del acontecimiento, «no de los actos que se convoquen u organicen a su alrededor».

Prohibidos los camiones

En Barcelona, el último atentado en Berlín, en el que un terrorista provocó la muerte de 12 personas en el ataque a un mercado navideño con un camión, ha motivado que el ayuntamiento haya decidido restringir la circulación de vehículos de más de 3.500 kilos por toda la ciudad entre las 16 y 22 horas de hoy, coincidiendo con la cabalgata de Reyes. Es una medida idéntica a la adoptada por el Consistorio de Madrid.

Se trata de la primera vez que la capital catalana adopta una norma así, en línea con la que ha tomado el Ayuntamiento de Madrid. El desfile de la cabalgata, que transcurre a lo largo de cinco kilómetros por el centro de la ciudad, tendrá además un dispositivo especial de seguridad.

El Constitucional alemán niega que Baviera pueda hacer un referendo sobre su secesión

La Generalitat ha cosechado un fracaso tras otro en su intento de llevar la campaña independentista más allá de las fronteras españolas. Los reiterados esfuerzos de Carles Puigdemont, como de su predecesor Artur Mas, por ser recibido en las cancillerías europeas no han encontrado eco alguno. Además, sus intentos de buscar ejemplos en otros países para amparar el supuesto derecho a decidir también han resultado fallidos. El último revés en este sentido se lo acaba de dar el Tribunal Constitucional de Alemania, que en un fallo emitido este lunes ha negado al land de Baviera el derecho a convocar un referendo de autodeterminación. De todos los estados alemanes, el bávaro es el que, por sus peculiaridades culturales, sociales y económicas, más se asemeja a la situación de Cataluña. Dispone también de un movimiento político, aunque minoritario, que defiende la convocatoria de un referendo sobre la secesión de Baviera.

En el auto del Constitucional alemán comunicado el pasado lunes, en respuesta a la pregunta de un particular, el tribunal argumenta que «en la República Federal de Alemania, que es un Estado-nación basado en el poder constituyente del pueblo alemán, los estados no son autores de la Constitución; por lo tanto, no hay espacio bajo la Constitución para que los estados individuales intenten separarse. Esto viola el orden constitucional». Esta posición es similar a la que mantiene en sus sentencias el Constitucional español.

Comentarios

La cabalgata con esteladas en Vich molesta hasta a los independentistas