El centro de Italia, golpeado por una cadena de terremotos

Hasta tres temblores han sacudido este miércoles el centro del país, dejándose sentir incluso en Roma, donde se ha desalojado la red de metro. El gran problema es la nieve, que complica el estado de las zonas afectadas

EFE

El centro de Italia se ha visto golpeado este miércoles por una cadena de seísmos que han sacudido zonas que ya se vieron afectadas por el terremoto del pasado mes de agosto y que se han dejado sentir incluso en Roma, donde se ha procedido a desalojar la red de metro y evacuar algunas escuelas, según informan los medios italianos.

El primer temblor, de 5,3 de magnitud, se registró hacia las 10.15 horas, con epicentro en la provincia de L'Aquila, ya golpeada en el 2009 por un terremoto de 6,3 de magnitud que dejó unos 300 muertos. En concreto, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV), el epicentro tuvo lugar entre L'Aquila y Rieti, a 110 kilómetros al norte de Roma, a una profundidad de 10 kilómetros.

A este temblor, según el INGV, le siguieron otros tres más: a las 11.14 horas, el de más intensidad del día, de 5,5 de magnitud; en la misma zona, y diez minutos después, tuvo lugar otro movimiento de 5,3; y el cuarto fue detectado a las 14.33 horas y tuvo una magnitud de 5

El problema, la nieve

La zona afectada está cubierta por una intensa nevada, que ha dejado aisladas y sin electricidad a algunas localidades. En Amatrice y Accumoli se han registrado algunos derrumbes y Ascoli Piceno se encuentra parcialmente sin luz desde hace 48 horas. Su alcalde, Guido Castelli, señaló que la situación es «muy complicada, ya que hay zonas bajo metro y medio de nieve».

Sante Stangoni, regidor de Acquasanta Terme, otro de los municipios afectados en la región de las Marcas, recordó que miles de personas en esta parte del país fueron evacuadas de sus casas el año pasado, después de que la tierra temblara en agosto y en octubre. «Viven en contenedores con calefacción que funciona por electricidad, y ahora están helados», indicó, antes de añadir que «se necesitan medios grandes para liberar las calles de inmediato».

Las personas que viven en la zona relataron a los medios locales que no pueden alejarse del lugar para ponerse a salvo porque las carreteras están intransitables. «Estamos en la calle, hundidos en la nieve y no podemos escapar. Los coches no pueden moverse por la nieve. Continúan produciéndose temblores y la gente grita en las calles», cuenta Serena Testa, que vive en un pueblo del municipio de Pizzoli.

La situación es «bastante complicada», confesó el jefe de Protección Civil, Fabrizio Curcio, porque «está nevando desde hace varias horas, de manera interrumpida, y continuará nevando en las próximas horas». El Gobierno italiano ha enviado a cien bomberos que se suman a los 750 que ya trabajaban en estas poblaciones desde el pasado agosto.

En la capital, las autoridades han suspendido el servicio de metro, ofreciendo a los usuarios un servicio de autobús alternativo mientras se revisa la red para comprobar que no se han producido daños a consecuencia de los temblores. Según la cadena estatal RAI, también se ha procedido a la evacuación de algunas escuelas. Se trata de una medida preventiva para permitir a las autoridades comprobar que las estructuras no han sufrido daños con los temblores.

Por el momento, no se tiene constancia de daños a personas o materiales. Los bomberos informaron de que han llegado centenares de llamadas tras el terremoto, pero ninguna pidiendo ayuda por situaciones particulares.

Comentarios

El centro de Italia, golpeado por una cadena de terremotos