Belén Esteban se sincera: Las razones por las que no puede dejar la tele

La reina de Telecinco confiesa que está deseando dejarlo, pero que existen razones de peso por las que de aquí a dos años no podrá hacerlo


Redacción

Belén Esteban es una prisionera de la televisión. Reconoce que está deseando dejar las cámaras y empezar a llevar una vida normal, y que su asistencia casi diaria en los platós tan solo responde a necesidades económicas. 

«Te voy a decir una cosa, Risto, y a lo mejor se enfada gente conmigo», advierte Belén Esteban antes de soltar la gran perla durante su paso por Chester in Love, el nuevo programa de Risto Mejide: «Yo estoy deseando dejar la tele. En el momento que pueda, lo dejo. Quiero vivir mi vida». El presentador no da crédito a sus palabras. La reina de la televisión española durante la última década está deseando dejarlo. 

¿Y cuáles son las razones que le impiden abandonar los platós? Pues según lo que argumenta ella misma, fundamentalmente económicas. «Yo ahora por el tema en el que estoy metida, debo un dinero a Hacienda, yo tengo que pagar ese dinero. Me gustaría montar un pequeño negocio. Y cuando tenga mis cosas bien hechas, lo dejaré. Estoy completamente convencida. Ojalá pudiera ser dentro de un año, o dos. Pero yo sé que no va a poder ser. No puedo poner una fecha, pero lo antes que pueda, dejaré la televisión», reconoce.

Belén Esteban se encuentra en una situación económica muy complicada. Arrastra importantes deudas con el fisco, según publicaron desde el pasado año diversos medios especializados en el corazón. 

Por el sofá de Chester in Love también desfilaron en el programa emitido anoche la actriz Mónica Cruz y el diputado de ERC Gabriel Rufián. Este último reconoció haber recibido uno de los mayores «zascas» de su vida.

Comentarios

Belén Esteban se sincera: Las razones por las que no puede dejar la tele