Expedientados dos ediles de Ciudadanos al permitir dedicar una calle a un hostelero franquista en Ciudad Real

Los concejales se abstuvieron en la votación del año pasado. La placa que homenajeaba al dueño de Casa Pepe ha sido retirada

Interior de Casa Pepe
Interior de Casa Pepe

Ciudadanos ha abierto un expediente informativo a sus dos concejales en el Ayuntamiento de Almuradiel (Ciudad Real), después de que se abstuvieran de manera decisiva en la votación que decidía si otorgar el nombre de una calle de la localidad al propietario ya fallecido de un bar de carretera -Casa Pepe- de la localidad, un establecimiento conocido por su abundante simbología franquista.

Según argumenta C's, el homenajeado, Juan Navarro Muñoz, es «una persona cuya ideología es abiertamente contraria a los principios y valores democráticos que defiende esta formación». Según ha informado el partido naranja en nota de prensa, desde la formación «se condenará siempre con contundencia cualquier conducta de este tipo y se tomarán las medidas oportunas para evitar que se produzcan».

El partido Podemos de Valdepeñas ha sido quien ha denunciado este extremo a través de un comunicado de prensa este martes, en el cual explicaba que el vecino ahora homenajeado con el nombre de una calle «quiso convertir su local en un museo franquista». Un establecimiento, explican, «con profusión de símbolos, fotos y frases del más puro estilo xenófobo, dictatorial y machista».

«El dueño murió y su hijo, heredero de semejante legado, ha celebrado la iniciativa de cierta asociación del pueblo al que pertenece este bar, de homenajear al hostelero fundador dando su nombre a una calle de la localidad de Almuradiel», argumentan desde la formación morada. Según denuncian, esta iniciativa fue llevada a pleno y fue aprobada con los votos a favor del PP y la abstención de dos ediles de Ciudadanos, con 4 votos en contra del PSOE.

«Quien haya visto el bar y quien haya escuchado al dueño fallecido no tendrá más remedio que concluir que era toda una apología del franquismo, del racismo y del machismo. Que estaba claramente ofendiendo a las víctimas del franquismo y sus familiares. Que estaba incumpliendo la Ley de Memoria Histórica. Que estaba vulnerando la Declaración Universal de los Derechos Humanos al denigrar e insultar a ciudadanos por razón de su raza o su género», critican desde Podemos.

Por ello, este partido ha exigido la «inmediata retirada» de la placa con el nombre del hostelero y «la restitución del honor democrático y antifascista al pueblo de Almuradiel». La placa ha sido retirada esta mañana por el hijo del hostelero fallecido que ha heredado el bar situado en las inmediaciones del Parque Natural de Despeñaperros. 

Comentarios

Expedientados dos ediles de Ciudadanos al permitir dedicar una calle a un hostelero franquista en Ciudad Real