Entra en prisión Eike Batista, el Mario Conde brasileño

EFE RÍO DE JANEIRO

ACTUALIDAD

UESLEI MARCELINO | REUTERS

El multimillonario, que llegó a ser el más rico de Brasil, está acusado del pago de comisiones ilegales por unos 16,5 millones de dólares en la trama Petrobras

30 ene 2017 . Actualizado a las 20:08 h.

El magnate Eike Batista, que llegó a ser el hombre más rico de Brasil, fue arrestado este lunes por la Policía e ingresado en una cárcel de Río de Janeiro, en cumplimiento de una orden de prisión dictada la pasada semana por su implicación en la trama de corrupción de la petrolera Petrobras. Batista, de 60 años, fue detenido por agentes de la Policía Federal que le esperaban en el aeropuerto internacional de Río de Janeiro, adonde llegó en un vuelo procedente de Nueva York.  La caída de Batista, arrastrado por la monumental trama de corrupción de Petrobras -la mayor de la historia de Brasil-, se ha convertido en un símbolo de la decadencia de buena parte de la clase empresarial y política del país.

Poco después, ingresaba en el complejo penitenciario de Bangú, en las afueras de la ciudad, donde están recluidos varios políticos y empresarios acusados de corrupción, entre ellos el exgobernador de Río Sergio Cabral. El multimillonario está acusado del pago de comisiones ilegales por unos 16,5 millones de dólares precisamente a Cabral para adjudicarse contratos públicos y del manejo de información privilegiada para sus negocios. El empresario fue declarado prófugo el jueves, cuando la Policía acudió a su domicilio para detenerle y descubrió que se encontraba en Nueva York.

Las especulaciones sobre un supuesto acuerdo para entregarse se desataron en los últimos días y, antes de tomar el avión con destino a Río, Batista anunció el domingo por la noche desde el aeropuerto de Nueva York su intención de colaborar en la investigación. «Estoy regresando para responder a la Justicia, como es mi deber... Llegó el momento de dejar las cosas claras. Estoy regresando porque voy a mostrar cómo fueron las cosas», dijo.