Rato ocultó a Hacienda 14 millones para no tener que pagar 6,8 en impuestos

Mercedes Mora REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

El exvicepresidente sostiene que hizo lo correcto y que no le debe nada al fisco

09 feb 2017 . Actualizado a las 02:03 h.

Hace ahora algo menos de dos años, en abril del 2015, España entera -o casi- asistía inmisericorde a la puesta en escena de una clamorosa caída en desgracia. Una de las más sonadas de la historia reciente. La de Rodrigo Rato, el superministro del milagro económico español venido a menos. Pasaban pocos minutos de las ocho de la tarde del 16 de abril del 2015 -un particular jueves negro para Rato- cuando el exministro salía escoltado por la policía fiscal -sin esposas, eso sí- camino de su despacho, donde continuaría el registro iniciado en su casa más de tres horas antes. Todo un espectáculo en pleno corazón del exclusivo barrio madrileño de Salamanca. Se supo entonces que sobre la cabeza del hombre que en su día llevó las riendas del FMI pendían presuntos delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal y alzamiento de bienes. Casi nada. Y también que había sido el propio Rato el que -sin querer, por supuesto- había puesto a Hacienda sobre la pista de sus desmanes cuando decidió acogerse en el 2012 a la amnistía fiscal de su, en otros tiempos, compañero de filas, Cristóbal Montoro. Lo hizo, según la investigación, para aflorar solo parte de su patrimonio familiar. Porque el resto, mantiene la Agencia Tributaria, siguió en la opacidad.

A punto de cumplirse ahora dos años de todo aquello, ha visto la luz el informe que la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) le ha hecho llegar al Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid.

No tiene desperdicio. En él -un documento de casi 650 páginas- los investigadores detallan de manera exhaustiva los supuestos tejemanejes del exvicepresidente y su maraña de empresas para no tener que pagar a Hacienda por el dinero que se embolsaba.