Le Pen, al rescate de los policías que agredieron a un joven negro

Alexandra F. Coego PARIS / CORRESPONSAL

ACTUALIDAD

ARNAUD JOURNOIS | AFP

Nueva noche de disturbios, con una docena de coches quemados

09 feb 2017 . Actualizado a las 07:46 h.

Marine Le Pen estuvo el martes de campaña en tres comisarías del extrarradio parisino para dar «su apoyo a las fuerzas del orden». Nada inusual, si no fuese porque, en ese mismo momento, François Hollande se encontraba visitando a Theo, el joven de 22 años que lleva desde el jueves hospitalizado con heridas graves en la zona rectal tras un control de identidad. Tres agentes han sido imputados por violencia voluntaria y uno por violación.

Preguntada por el caso, la presidenta del Frente Nacional se negó a hablar de «error policial» y dijo encontrar «inadmisible convertir en el centro de las críticas a policías antes de que la investigación comience». El control, que tuvo lugar a plena luz del día y delante de varios testigos, fue grabado por un vecino. En el vídeo se aprecia como uno de los policías golpea a Theo en las nalgas con su porra extensible y, más tarde, los pantalones del joven se ven bajados. Sin embargo Le Pen insistió en su postura, repitiendo en una cadena de televisión que su «principio de base es, en primer lugar, apoyar a la policía y a la gendarmería a no ser que la justicia demuestre que han cometido un delito o crimen».

El joven agredido hizo un llamamiento el martes al cese de la violencia en su ciudad, Aulnay-sous-Bois, tras una noche de disturbios el lunes en la que fueron detenidas 26 personas por calcinar 11 coches e incendiar 23 contenedores de basura. La llamada a la calma no funcionó y los disturbios se repitieron en la noche del martes al miércoles, acabando de nuevo con una docena de coches y una guardería quemadas.