Johnson renuncia a su nacionalidad estadounidense para no tener que pagar impuestos

La Hacienda americana le persiguió en 2014 por 50.000 dólares de impuestos asociados a la venta de una casa de la familia en el norte de Londres


londres / e. la voz

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, decidió renunciar a su pasaporte estadounidense para evitar tener que seguir pagando impuestos a la Hacienda americana y a la británica, según quedó confirmado con la aparición de su nombre en un documento oficial que recoge el listado de los ciudadanos que dijeron adiós a la nacionalidad americana en 2016. «El ministro renunció a su ciudadanía estadounidense a principios del año pasado. El sistema tarda en procesarlo», confirmó su oficina de prensa al ser preguntada por el asunto, sin entrar en más detalles. Este plan se remonta a sus años como alcalde de Londres, entre 2008 y 2016. En una entrevista radiofónica, Johnson lo describió como «un proceso laborioso».

El conservador dijo en varias ocasiones que nació en 1964 en Nueva York por accidente ya que sus padres se encontraban allí. En concreto, su padre, el escritor británico Stanley Johnson, estudiaba en la Universidad de Columbia. Más tarde, cuando el conservador tenía cinco años, la familia regresó a Reino Unido. Pese a los años transcurridos en suelo británico, los ciudadanos con nacionalidad estadounidense no residentes, al contrario que en otros países, están obligados a pagar impuestos. Así, la Hacienda americana le persiguió en 2014 por 50.000 dólares de impuestos asociados a la venta de una casa de la familia en el norte de Londres.

Compromiso británico

«La razón por la que pienso que probablemente querré hacer un cambio es que mi compromiso es y siempre ha sido Reino Unido», reconoció en una entrevista en el diario Sunday Times cuando fue preguntado por el asunto, semanas antes de un viaje oficial a EE.UU. al frente de una delegación comercial como alcalde de Londres que lo llevó a Nueva York, Washington y Boston. Se da el caso de que en 2012 llegó a bromear con convertirse en el próximo presidente de EE.UU., diciéndole al periodista David Letterman que «técnicamente hablando» podría, ya que Washington requiere que sus candidatos presidenciales nazcan en su territorio.

Según la lista publicada ayer por el Tesoro, Johnson fue uno de los 5.411 individuos que renunció a su ciudadanía estadounidense en 2016. Esta cifra supuso un aumento de 26% frente a los datos del año 1990.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Johnson renuncia a su nacionalidad estadounidense para no tener que pagar impuestos