Dos dimisiones en el PP en Castilla-La Mancha por el «pucherazo» en la enmienda «anti-Cospedal»

Rogelio Pardo y Pedro José Hidalgo consideran que la ajustada votación es un «fraude democrático» mientras Mariano Rajoy elude posicionarse y responde con un «menuda lluvia hace»

;
Rajoy al ser preguntado por Cospedal: «Menuda lluvia» El presidente ha querido esquivar a toda costa las preguntas sobre la continuidad de Cospedal al frente de la secretaría general del partido

Doble dimisión hoy en el PP de Castilla La Mancha por la polémica con la enmienda sobre la acumulación de cargos, que citaba el caso de la secretaria general, María Dolores de Cospedal. A Rogelio Pardo, vocal del comité ejecutivo regional del PP se ha unido también Pedro José Hidalgo, vocal también. Asegura que no está de acuerdo sobre cómo se hizo el recuento de votos.  Según García Hidalgo, la votación de ayer de la enmienda «no se realizó conforme a unas normas democráticas normales» y ya las elecciones a compromisarios en Cuenca «fueron poco transparentes y democráticas».

«Recontar los votos a ojo por parte de la mesa creo que no es algo mínimamente democrático, entonces prefiero dejar el cargo de vocal en el Comité Ejecutivo Regional», ha señalado García Hidalgo.

No obstante, ha señalado que como afiliado seguirá trabajando en el partido, «para intentar que cambien las cosas que creo que no se hacen bien». También va a seguir como concejal en el Ayuntamiento de Cuenca, gobernado por el PP, en el que es el responsable de las áreas de Seguridad y de Servicios a la Ciudad, porque en su dimisión no tiene por qué afectar al trabajo que realiza en el Consistorio.

La portavoz del PP de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, ha resaltado el apoyo unánime que dieron los 3.500 compromisarios que asisten al XVIII congreso del Partido Popular la gestión de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que ha calificado como «extraordinaria».

En declaraciones a Efe, Riolobos ha comentado: «Ayer pudimos comprobar como de forma unánime, el cien por cien de los 3.500 compromisarios, avalaron la gestión extraordinaria de María Dolores de Cospedal como secretaria general del Partido Popular, aprobándola por unanimidad».

Risueño duda sobre el recuento

Francisco Risueño, autor de la enmienda debatida ayer en el congreso del PP y que pretendía impedir que María Dolores de Cospedal mantuviera su acumulación de cargos, ha puesto hoy en duda el recuento de la dirección del partido sobre la votación en la que se rechazó su propuesta.

Risueño se ha quejado de que en el plenario en el que se votó su enmienda no se ofreciera ningún dato concreto de la votación, sino que simplemente se dijera que había sido rechazada, y que después se comunicará a la prensa el resultado exacto. Considera que hay medios técnicos suficientes para comprobar esa votación, ya que ha explicado que había cuatro cámaras de televisión, y por ello va a pedir a la dirección del partido que se revise aunque asume que no va a prosperar su solicitud.

Admite que no tiene datos que lo certifiquen, pero sugiere que el resultado pudo no ser el real y asegura que en el momento de la votación había alrededor de 2.000 compromisarios y no sólo los más de 600 que en teoría votaron.

«Lo sucedido ayer pone en duda le legitimidad de la votación. En estos congresos, si el partido dice que ha ganado por 25 votos, internamente todo el mundo sabe el resultado», ha añadido.

A su juicio, Cospedal tiene «una deuda política vitalicia» con el vicesecretario de Organización del partido y responsable de la ponencia de Estatutos en la que se debatió esa enmienda, Fernando Martínz Maillo. «Porque decir -ha argumentado- que a ojo de la mesa se encuentra rechazada (la enmienda) es propio de otros países que criticamos».

Primera dimisión

Rogelio Pardo, miembro hasta este sábado del Comité Ejecutivo Regional del PP en Castilla-La Mancha y exalto cargo del Gobierno autonómico, fue el primero en presentar su dimisión de este órgano ante el «auténtico pucherazo» que, según señala, se produjo este viernes en la votación de la enmienda dirigida a la ponencia de Estatutos del partido para evitar la acumulación de cargos y que apuntaba directamente a la secretaria general de la formación, María Dolores de Cospedal.

En un comunicado que el propio Pardo ha enviado al PP de Castilla-La Mancha, al que ha tenido acceso Europa Press, considera que el rechazo de esta enmienda presentada por el compromisario del partido en Cuenca, Francisco Risueño, es «un fraude democrático» por parte del «aparato» del Partido Popular.

«Creo firmemente que los afiliados y el PP se merecen tener unos dirigentes que respeten la soberanía y la voluntad de las bases y considero que maquillar los resultados atenta contra los pilares fundamentales de nuestro partido», indica Pardo en la misiva enviada a los 'populares' castellano-manchegos.

La enmienda en cuestión, promovida por el concejal del partido en San Clemente (Cuenca) Francisco Risueño, fue rechazada por un ajustado resultado, ya que cosechó 303 votos a favor, 328 votos en contra y ocho abstenciones.

Rogelio Pardo fue alcalde de Minglanilla (Cuenca), senador por la provincia de Cuenca, diputado regional en las Cortes de Castilla-La Mancha, diputado provincial en la Diputación conquense y delegado de la Junta en Cuenca durante el Gobierno de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha.

«Lluvia»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha llegado sobre las 11.00 horas a la segunda jornada del XVIII Congreso Nacional del PP y ha esquivado las preguntas que han intentado formularle los periodistas sobre la continuidad o no de María Dolores de Cospedal como secretaria general del partido.

«Menuda lluvia hace», ha exclamado Rajoy al entrar en el recinto de la Caja Mágica, mientras los medios de comunicación le preguntaban por Cospedal y la ajustada votación que se registró este viernes para evitar la acumulación de cargos (303 votos a favor y 328 en contra) y que apuntaba directamente a la secretaria general del PP.

De hecho, el redactor de la esa enmienda a la ponencia de Estatutos, el concejal de San Clemente (Cuenca), Francisco Risueño, pidió ante el plenario que no se pueda «acumular más de un cargo en ningún caso». El PP sí que aprobó otra enmienda transaccional -propuesta inicialmente por el concejal Iñigo Henríquez de Luna- para avanzar en la «gradual» limitación de cargos y separación de Gobierno y partido.

Comunicarlo primero a los «elegidos»

Al iniciar una visita por los stands del congreso del PP se le ha preguntado a Mariano Rajoy si va a haber sorpresas en su equipo y ha respondido: «Depende de lo que uno entienda por sorpresa». Dicho esto no ha querido dar más pistas asegurado que primero se lo tiene que comunicar a las personas que van a estar en su equipo.

Oficialmente está previsto que sea a partir de las 18.00 horas cuando Rajoy presente su candidatura a la presidencia del Partido Popular y dé a conocer el equipo que le acompañará al frente del partido en los próximos cuatro años. Una de las principales incógnitas es si continúa o no Cospedal como secretaria general de la formación, un puesto que ocupa desde junio de 2008.

Decisiones por 25 votos

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maillo, ha abogado hoy por «acostumbrarse a que a veces», en su partido, salgan resultados por 25 votos, como el que ayer cuestionó la acumulación de cargos por dirigentes.

De este modo se ha referido el responsable de Organización a una enmienda que propugnaba que no se acumularan funciones por cargos concretos del partido, y aunque no se refería a María Dolores de Cospedal, que aspira a seguir como secretaria general siendo a la vez ministra de Defensa, sí es cierto que puso en tela de juicio su continuidad en la sede nacional del PP.

La enmienda , que Maillo ha calificado como «normal», fue rechazada por 25 votos, se enmarca en lo que para el dirigente popular es «una tendencia» en su formación, «aunque eso no significa que pueda haber excepciones». También ha reconocido «divisiones» en el punto concreto de la acumulación de funciones.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunciará esta tarde cuál será su dirección. «No apuesto nada», ha comentado Maillo, de quien se especula que puede ser nombrado coordinador del PP, un puesto intermedio entre la Secretaría General y las vicesecretarías y que se encargaría del día a día de la formación.

A la espera del anuncio de Rajoy, hay dirigentes como el presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno, que considera que existe «división» en el partido sobre la compatibilidad de cargos, pero Maillo ha negado que sea así.

«Sano y democrático» voto

Lo que se dio ayer fue una votación que hay que enmarcar en «la normalidad». Según sus palabras, «lo que no puede ser es que si el PP no vota, se diga que es un partido cerrado; y si vota, que no es democrático».

«Es sano y democrático el voto, y es verdad que el de las compatibilidades es un tema en el que puede haber divisiones, pero hay que vivirlo con normalidad porque los compromisarios tienen sus opiniones», ha explicado.

Acto seguido, Maillo ha subrayado que esas opiniones en el caso de la acumulación de cargos son «coincidentes» con la de la dirección, que apuesta por una tendencia hacia la no acumulación, «pero con excepciones concretas».

Por ello, ha concluido: «Hay que acostumbrarse a que a veces sale un resultado por 25 votos».

El vicesecretario de Organización ha dejado claro que con la enmienda no se cuestiona la labor de Cospedal, sino la acumulación de cargos, sea quien sea. 

Gestación subrogada

El PP ha cerrado su debate interno sobre la gestación subrogada con una enmienda por la que se compromete a recurrir primero a los expertos en la materia y escucharlos antes de decidir un posicionamiento político en nombre de todo el partido.

Este debate, uno de los que más división provocaba en el partido, se ha resuelto con una enmienda propuesta por el coordinador de la ponencia, Javier Maroto, que ha acordado con 21 enmendantes, entre ellos detractores y partidarios de la gestación subrogada.

El texto transaccionado ha salido adelante según fuentes 'populares' por 699 votos a favor, veinte en contra y 66 abstenciones.

«No debemos ni queremos rehuir o ignorar ningún debate, ni rechazarlo o aceptarlo sin entrar en el fondo de la cuestión y sin el sosegado análisis necesario», reza la transacción.

Por eso, ante este «nuevo debate» de la gestación subrogada, los populares admiten estar ante una realidad «muy delicada y extremadamente sensible» que requiere un «debate en profundidad, serio y sereno» tras el cual, tras escuchar a los expertos del ámbito jurídico y ético, permita construir un «posicionamiento» que cuente con un «amplio consenso».

La enmienda se ha aprobado tras una discusión intensa en la que detractores y partidarios han expuesto sus posiciones. Ha sido en cualquier caso un debate tranquilo y sin tensiones, en el que los enmendantes han coincidido en subrayar el diálogo que en todo momento ha habido sobre esta cuestión.

Han sido muchos los intervinientes -entre ellos todos los que han presentado enmiendas- y han defendido con vehemencia pero sin bronca sus posiciones.

José Fernández, compromisario del distrito de Salamanca en Madrid, ha defendido la gestación subrogada y ha advertido de que el PP «no tiene que estar detrás de la realidad» como le ha pasado en «otros debates».

Además, para Fernández, la mujer «no es ninguna vasija sino fuente de vida» y ha reclamado regular la gestación subrogada cuanto antes por ley.

Una tesis muy distinta a la de la exdiputada Lourdes Méndez, contraria a la gestación subrogada, que en su opinión atenta contra la dignidad de la mujer y ha considerado que aprobar esta transacción significa permitir a la larga que se apruebe.

«Hay que ir contra la explotación de la mujer, no se puede dejar un cheque en blanco al legislativo, porque eso es apoyar la gestación subrogada», ha dicho Méndez.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Dos dimisiones en el PP en Castilla-La Mancha por el «pucherazo» en la enmienda «anti-Cospedal»