El sumario del crimen de Alicante revela el odio y el desprecio de los hijos del detenido hacia su abuela

Uno de los nietos colgó en Instragram una foto con una camiseta que decía «Jaque mate» tres horas después del crimen


redacción / la voz

Dos de los nietos de María del Carmen Martínez, la viuda del expresidente de Caja Mediterráneo Vicente Sala asesinada el pasado 9 de diciembre, e hijos del único detenido por el crimen, el marido de su hija menor, Miguel López, también prestaron declaración en el Juzgado de Instrucción número 7 de Alicante que lleva el caso. Se trata de Miguel López Sala y de su hermano S., este menor de edad, por lo que su testimonio lo prestó en presencia de su madre, Fuensanta.

El primero de ellos, que reside en Escocia, y según recoge el texto del sumario, a las tres horas de haber sido cometido el crimen de su abuela colgó en la red social Instagram una foto con una camiseta con un mensaje que decía «Jaque mate». Una «chiquillada» y una «gilipollez», le dijo al juez el 28 de diciembre después de que sus padres por teléfono le hubiesen recriminado días antes que era «un inmaduro». En esa conversación, que fue grabada y ha trascendido, el padre le pregunta si está bien de la cabeza y le dice: «¿Cómo se te ocurre? Continúas siendo un inmaduro». El diálogo se crispa cada vez más y después de que la madre le dijese: «No tienes los pies en el mismo mundo que los tenemos los demás; eres un inmaduro; por favor, aterriza en este mundo donde estamos todos viviendo, mi vida, aterriza», el padre irritado le espeta: «Si llegas a estar aquí te cojo del cuello y te doy dos hostias, mira lo que te digo».

En la misma red social, su hermano, S. L. S., escribió un comentario lleno de inquina también sobre la abuela en el que se refería a ella como «maldita zorra» y expresaba: «Decepcionado es la palabra, más falsa que tus putos bolsos». Cuando compareció ante el juez, reconoció que ese mensaje era suyo, si bien no llegó a admitir que hubiese realizado amenazas a su abuela.

Animadversión por la abuela

El sumario también incluye unas declaraciones de testigos que no dejan lugar a duda de la animadversión que S. L. S. sentía por la madre de su progenitora. Ante el juez declararon que este nieto había realizado «signos amenazantes a su abuela, como de cortarle el cuello» un día que María del Carmen Martínez paseaba entre los frutales de la enorme finca familiar cerca de Alicante en la que residen en distintas casas sus cuatro hijos y los nietos.

De momento, el único detenido, Miguel López Pérez, pasó su primer día en prisión, adonde lo envió el juez para evitar su fuga -pues cuenta con medios económicos para hacerlo, detalla- y que manipulase pruebas. El instructor se apoya en indicios como el lugar donde estaba aparcado en el concesionario que regentaba Miguel López el coche de la víctima, que no era el habitual, en que fue el último en ver a su suegra, en su experiencia en armas, en «pruebas gráficas» y en que una vez supo de la muerte de su suegra se fue a su casa, probablemente, dice el atestado, a «lavarse y desprenderse de posibles elementos incriminatorios».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El sumario del crimen de Alicante revela el odio y el desprecio de los hijos del detenido hacia su abuela