17 días de huelga de hambre en Sol contra la violencia de género

Un grupo de mujeres dicen que no se irán de la plaza hasta que los partidos políticos aumenten las medidas contra el machismo


Redacción

Habría que remontarse casi una década atrás para encontrar un inicio de año tan desolador en cuanto a violencia machista se refiere: quince mujeres muertas a manos de sus parejas en lo que va de 2017. Un dato escalofriante y que ha sumido a una gran parte de la sociedad en la indignación más profunda. Un grupo de mujeres lleva desde el 9 de febrero en huelga de hambre en el centro de Madrid, para exigir que los partidos políticos tomen en cuenta una serie de propuestas con las que mejorar la lucha contra la violencia doméstica. Y han anunciado que no levantarán su protesta hasta que los partidos asuman sus demandas. El frío y la lluvia de los días pasados han mermado la salud de algunas, y ahora solo quedan cuatro, que subsisten a base de líquidos, duermen en el lugar y padecen problemas respiratorios. «El sistema no está protegiendo a la víctima de violencia machista», aseguraba a la agencia AFP Gloria Vázquez, una mujer de 44 años que lleva en huelga desde el principio y preside la asociación Ve-la luz, integrada principalmente por mujeres víctimas de violencia doméstica.

Cerca de 300 personas se solidarizaron ayer con las víctimas y con las mujeres en huelga de hambre, acampadas en la madrileña Puerta del Sol, donde recibieron también el calor de cantantes y artistas, que ofrecieron un recital. La componente de Amistades peligrosas, la asturiana Cristina del Valle, que es miembro también de la Plataforma de Mujeres Artistas Contra la Violencia de Género, pidió «la creación de un gabinete de crisis urgente» porque «hay una decepción total con la clase política».

Precisamente ayer, en Melilla, una mujer víctima de violencia machista sufrió varios cortes en el cuello después de que uno o varios individuos desconocidos intentaran llevarse a sus dos hijos de corta edad cuando paseaban por un barrio periférico de Melilla. No lograron su objetivo. La víctima fue trasladada en ambulancia al servicio de urgencias para tratar heridas que, en principio, no revisten gravedad.

El trágico suceso recientemente ocurrido en Redondela, cuando una mujer murió en su casa asesinada por su marido después de que este planificara una detonación con bombonas, ha vuelto a poner este drama en el primer plano. En algunos casos, las víctimas no han denunciado a sus maridos previamente.

15 mujeres asesinadas

El inicio de este año, con apenas dos meses transcurridos, es el más trágico en violencia machista desde el año 2008, lo que pone en entredicho que las medidas en vigor, como órdenes de alejamiento, estén teniendo una efectividad real.

Comentarios

17 días de huelga de hambre en Sol contra la violencia de género