Los sindicatos tildan de «estafa laboral» la propuesta de subida de salarios de la patronal

Antonio Pino de CCOO califica de «sarcasmo e ironía» que el presidente de los empresarios asturianos se haya incrementado el sueldo en un 21%

 El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Pedro Luis Fernández
El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Pedro Luis Fernández

Redacción

En las negociaciones sobre subidas salariales a nivel estatal, sindicatos y patronal se mueven en una horquilla muy estrecha, los primeros planteando incrementos de entre el 1,8% y el 3% mientras los segundos tratan de limitarla al 1,5% con un 0,5% adicional que estuviera ligado a la productividad. No es el caso de el aumento del presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Pedro Luis Fernández que se ha traducido en un 21% más hasta alcanzar el millón de euros en su empresa GAM. «Es un sarcasmo y una ironía que quien está presidiendo la patronal asturiana y forma parte del equipo directivo de la CEOE tenga un incremento salarial de esa cuantía después de que en los años de crisis los trabajadores hallamos pagado un alto precio en moderación de sueldos y en despidos», señaló el secretario general de CCOO en Asturias, Antonio Pino.

El dirigente sindical recordó en en el pasado se habían llevado propuestas al debate público sobre establecer limitaciones a los beneficios de los directivos de grandes compañías y apuntó que casos como este «deberían hacer reflexionar a la patronal» por una decisión que calificó de «cinismo».

El secretario general de UGT de Asturias, Javier Fernández Lanero, no quiso entrar a hacer comparaciones con el caso concreto de la subida de los emolumentos del presidente de FADE porque «no me meto con los que ganan mucho ni pido mal para nadie sino bien para muchos» y destacó que, en todo caso, resulta «una vergüenza» la propuesta de los empresarios de incrementar los salarios apenas un 1,5% o, en el caso de los pensionistas, que se esté hablando de «subir un 0,25%, que serían 2 euros al mes para la media de las pensiones». El dirigente sindical calificó de «estafa laboral» la propuesta de la patronal toda vez que «el país está creciendo al 3% y cuando España no crecía nos pedían que nos apretáramos el cinturón; ahora que crece también nos lo piden».

Fernández Lanero señaló que el planteamiento de los sindicatos, un aumento de entre el 1,8% y el 3%, supondría para la mayoría de los salarios alrededor de 25 euros más al mes.«No es nada desorbitado, y hay que tener en cuenta que sólo la subida de la luz pueden ser unos 20 euros para las familias». El secretario general de UGT de Asturias explicó además que en los años de crisis la pérdida de poder adquisitivo había sido de alrededor del 9% para la mayor parte de los trabajadores y del 13% en el caso de los empleados públicos.

«La única manera de salair de las crisis es incentivar el consumo, para que la gente compre y las empresas vendan. Eso se tiene que hacer con una subida de salarios que no haga entrar en un bucle positivo; no entiendo las reticencias de la patronal y esas propuestas que me parecen una estafa laboral», señaló Fernández Lanero.

En términos similares se pronunció Pino quien recordó que en el acuerdo alcanzado el año pasado entre los agentes sociales en Asturias, el aumento de salarios pactado se limitó al 1, 16%, por debajo de la media nacional, todo en un contexto de restricción de sueldos que puede terminar siendo negativo para el conjunto de la economía. «Es una actitud negativa de una patronal que tiene que hacérselo mirar, porque el aumento de salarios no sólo ya una cuestión de justicia social sino también por el interés del país, para favorecer el consumo, que también favorecerá a la economía y al crecimiento del empleo».

En este sentido apuntó que frente a las frecuentas críticas «que escuchamos desde el sector empresarial de que los sindicatos tenemos que modernizarnos y estar al ritmo de los tiempos, yo creo que también debería aplicárselo la patronal española». 

Por otra parte, Nacho Fuster de la Corriente Sindical de Izquierda (CSI) señaló que «me parece una indecencia con los tiempos que corren esa subida y más cuando son ellos los que piden a la clase obrera que nos ajustemos el cinturón». Además, destacó que le resultaba «igual de indecente Aznar pidiendo la jubilación a los 70» cuando «él se jubila a los 51. La doble vara de medir que tiene esta gente. O rescatar los bancos y luego indemnizaciónes millonarias de jubilación para ellos».

Comentarios

Los sindicatos tildan de «estafa laboral» la propuesta de subida de salarios de la patronal