Casi 10.000 asturianos podrían reclamar la devolución de la plusvalía

S.D.M. REDACCIÓN

ACTUALIDAD

ANGEL MANSO

El Principado es la región del norte con más ciudadanos que pagaron el impuesto en los últimos cuatro años pese a que su vivienda no se había revalorizado

10 ene 2018 . Actualizado a las 19:36 h.

Casi 10.000 asturianos podrían recuperar la plusvalía que han pagado a sus ayuntamientos por la transmisión de una vivienda. Son los 9.400 que en los últimos cuatro años han abonado el impuesto, pese a que el inmueble no había registrado ningún incremento en su valor. Estos vendedores tienen ahora un ojo puesto en el Tribunal Constitucional. El pasado mes de febrero dictó una sentencia en la que declaraba ilegal el cobro de esta tasa precisamente en aquellas operaciones en la que no se hubiera registrado una revalorización. El fallo se circunscribe a la norma foral de Guipúzcoa, por lo que no es de aplicación en el resto del país. Pero los expertos matizan que es solo cuestión de tiempo, ya que la redacción de la legislación española es idéntica a la guipuzcana que se ha tumbado. 

La cifra de afectados en toda España se eleva hasta los 550.000. Estos datos son una estimación presentada por Tinsa, una compañía multinacional especializada en la valoración y asesoramiento del mercado inmobiliario, que realiza informes periódicos sobre el sector. El informe tiene en cuenta el número de transmisiones realizadas entre el 2013 y el 2016, ya que solo se pueden presentar reclamaciones por las operaciones efectuadas en los últimos cuatro años, y también el periodo medio en el que los inmuebles han pertenecido a sus dueños originales. Por operaciones se entiende desde compraventas a donaciones, permutas y herencias, ya que todas ellas están sujetas al tributo  Del cruce de esta información con la evolución del valor de mercado en cada provincia, Tinsa ha llegado a una conclusión. Los datos originales pertenecen al Ministerio de Fomento y al Colegio de Registradores de la Propiedad.

La plusvalía supone para los ayuntamientos asturianos unos ingresos de 32 millones de euros al año. Al menos, esa es la cantidad correspondiente a 2016, según la última estadística hecha pública por el Ministerio de Hacienda. El impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, que es el nombre técnico de la plusvalía, supone una fuente de ingresos fundamental para los concejos menos rurales. Así, Oviedo y Gijón recaudaron en total 24 millones. Siero y Avilés, los dos municipios con una población entre 50.000 y 100.000 habitantes, por ejemplo, llevaron 2,2 millones a sus arcas municipales. La devolución de las plusvalías por operaciones en las que no hubo revalorización y dejar de cobrarla a partir de ahora podría suponer un fuerte revés para las entidades locales.