«Tu cara me suena», el programa que transformó la noche de los viernes

Beatriz Pallas REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Antena 3

Telecinco se suma al entretenimiento familiar y cambia «Sálvame» por «La Voz Kids»

03 mar 2017 . Actualizado a las 19:47 h.

Tu cara me suena cierra esta noche su mejor edición en cuestión de audiencias y abre un nuevo ciclo que devuelve a la programación del viernes su viejo espíritu familiar. Desde su estreno, en el año 2011, el concurso de imitaciones de Antena 3 no ha dejado de crecer con una fórmula que recupera el espectáculo musical para todos los públicos. Su éxito se multiplicó en su cuarta edición, cuando dejó de emitirse entre semana y pasó a la noche del viernes, lo que liberó a Tu cara me suena del efecto disuasorio del intempestivo horario del prime time español en día laborable. En su actual edición, la quinta, el programa se encaramó hasta los 3.241.000 seguidores y el 23,3 % de audiencia media en las diecisiete galas emitidas hasta ahora. 

La principal víctima de su éxito ha sido su rival Sálvame Deluxe, que pasó de ser el líder absoluto del último día de la semana a un segundo puesto poco habitual. El espacio de Telecinco era desde el 2009 el rey de la información rosa en esa noche, un trono heredado del desaparecido ¿Dónde estás corazón?, de Antena 3. 

En los últimos meses sus datos se resintieron por Tu cara me suena. La cadena de Mediaset ha esperado a que acabara la competición de imitadores para sumarse a la nueva tendencia y ofrecer al público del viernes más entretenimiento. A partir de la semana próxima, Jorge Javier Vázquez y su equipo se trasladarán a la noche del sábado y, en su lugar, Telecinco colocará su mejor baza para el público familiar: la tercera edición de La Voz Kids. David Bisbal, Antonio Orozco y Rosario Flores se sentarán en las sillas giratorias del jurado. Con este movimiento, Telecinco se evita, de paso, las habituales quejas que suscitan algunos formatos protagonizados por niños, tanto este como MasterChef Junior, que se emiten en horario adulto durante la semana a pesar de que un sector importante de su público tiene que ir al colegio al día siguiente.