Podemos amenaza a periodistas, según la Asociación de la Prensa de Madrid

Acusa a Iglesias y otras personas de su equipo de crear un «estado de miedo»


madrid / la voz

Podemos amedrenta y amenaza a periodistas críticos y lleva a cabo campañas sistemáticas de acoso personal y en redes sociales para presionarlos. Esa es la dura acusación que lanzó ayer, a través de un comunicado, la Asociación de la Prensa de Madrid, que se basa en los testimonios y pruebas documentales aportadas por un grupo de profesionales de diferentes medios que le pidieron amparo al sentirse «acosados y presionados por el equipo directivo de Podemos, encabezado por Pablo Iglesias, así como por personas próximas a ese círculo». El acoso de los miembros de la formación morada «se materializa de manera reiterada y desde hace más de un año en ataques a periodistas en sus propias tribunas, en reproches y alusiones personales en entrevistas, foros y actos públicos, o directamente en Twitter». Las presiones también se realizan «de forma personal y privada con mensajes y llamadas intimidantes». 

Bombardeo constante

Según la asociación que preside Victoria Prego, los periodistas son sometidos, a veces, a «un bombardeo constante de mensajes que intentan descalificar o ridiculizar su trabajo o recortar su libertad de información». Esta estrategia de acoso de Podemos es «totalmente incompatible con el sistema democrático» y «vulnera de una manera muy grave los derechos constitucionales a la libertad de expresión y a la libertad de información y coarta el libre ejercicio del periodismo». Según la APM, esta campaña, que «está creando un estado de miedo entre los periodistas, tiene como fin el de persuadirles de que les conviene escribir al dictado de Podemos, además de tratar de conducirlos hacia la autocensura». Recuerda al partido que puede recurrir al derecho de rectificación cuando juzgue que una información incumple el necesario principio de veracidad, «en lugar de atacar de forma inadmisible a su autor o al medio que la publica». «Solo una prensa independiente y sin miedo puede cumplir su misión fundamental de control del poder», finaliza la APM.

Los dirigentes de Podemos Irene Montero y Pablo Echenique manifestaron su sorpresa por el comunicado, en cuyas acusaciones no se reconocen. La portavoz en el Congreso aseguró que desconocía las denuncias y mostró su extrañeza por el comunicado, porque nadie de la APM había contactado con su partido y se mostró dispuesta a celebrar una reunión para aclarar el asunto. Montero aprovechó para recordar que la propia APM afirma en su informe del 2016 que el 75 % de los periodistas «sienten miedo o se autocorrigen sus informaciones, no por miedo de los partidos políticos, sino de sus jefes o de los propietarios de los medios de comunicación» y ante el riesgo de «despido» en una situación de precariedad. El secretario de organización repitió los argumentos y añadió que le sorprendía la denuncia en un país con una ley mordaza o en el que se echa a periodistas críticos con el Gobierno.

El coordinador del PP, Fernando Martínez-Maillo, instó a Iglesias y a su equipo a «dar explicaciones» ante una «acusación gravísima», porque «afecta a los pilares básicos de nuestra democracia». El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, calificó como «preocupante» que una asociación de la prensa haya tenido que salir en defensa de los profesionales por las presiones de Podemos. «Uno piensa: si esto ocurre cuando Podemos no tiene capacidad de gobierno, ¿qué haría Podemos con la prensa si alguna vez llegara a gobernar?», se preguntó.

El partido morado rompe el pacto en Gran Canaria para echar a dos de sus propios consejeros

La dirección de Podemos ha dado por roto el pacto que firmó en el Cabildo de Gran Canaria con Nueva Canarias (NC) y el PSOE, pero dos de sus cuatro consejeros han optado por seguir en el gobierno. Los dos justifican su rebeldía porque su partido no les consultó ni les comunicó aquella decisión «vertical, a la antigua usanza», y planean mantenerse en el gobierno insular como no adscritos si son expulsados de Podemos.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (NC), anunció ayer que seguirá gobernando con estos dos consejeros de Podemos en la corporación: María Nebot, que será vicepresidenta segunda y consejera de Igualdad y Participación Ciudadana, y Miguel Ángel Rodríguez, responsable de Medio Ambiente y Emergencias.

La discrepancia principal que ha tenido la dirección de la formación morada con sus socios de gobierno ha sido precisamente la exigencia de que María Nebot saliese del consejo de Gobierno y repartir las competencias de Medio Ambiente y Emergencias entre dos consejerías diferentes.

Nebot ya se había desmarcado de la dirección de Podemos al expresar su apoyo al entonces vicepresidente del Cabildo, Juan Manuel Brito, durante todo el proceso que condujo a su expulsión del partido y posterior dimisión. Ahora se le une el consejero que sustituyó por orden de lista a Brito en el grupo de Podemos, Miguel Ángel Rodríguez. 

Los «fieles», cesados

Ante Nebot, Rodríguez y los portavoces de NC y el PSOE, Morales informó de que los otros dos consejeros de Podemos han cesado en sus cargos, que él mismo asumirá temporalmente.

Morales aseguró que en lo que va de legislatura no ha tenido ningún problema a la hora de trabajar con los consejeros de Podemos y que «los cuestionamientos» sobre ellos «han venido desde el exterior, de Podemos».

María Nebot y Miguel Ángel Rodríguez manifestaron que su partido no les comunicó ni consultó sobre la «ruptura unilateral» del pacto en esta institución, que consideran «ilegítima».

Nebot recalcó que desde el inicio de la legislatura viene sufriendo «el ninguneo y el desprecio» de la dirección de su partido, al tiempo que tanto ella como Rodríguez lamentaban la «decisión vertical, a la antigua usanza» por la que ha optado la dirección de su partido.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Podemos amenaza a periodistas, según la Asociación de la Prensa de Madrid