Cómo mantener el hogar a salvo de espías

b. pallas REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Drew Angerer | AFP

Los expertos avisan de que si la CIA vulneró dispositivos conectados a Internet, cualquiera podría

09 mar 2017 . Actualizado a las 17:09 h.

Virus, troyanos y software capaz de infiltrarse y tomar el control de los aparatos electrónicos conectados a Internet. No es el arsenal de herramientas de un pirata informático oculto en un cuarto oscuro, sino el despliegue de más de un millar de programas maliciosos desarrollados y puestos en práctica por la CIA, según ponen de relieve los más de 9.000 documentos atribuidos al servicio secreto de inteligencia de EE.UU. y a los que ha tenido acceso Wikileaks, que los irá publicando en varias entregas dentro de la serie bautizada como Bóveda 7. La primera parte, Año Cero, dibuja un panorama inquietante sobre diferentes dispositivos de Apple, Samsung, Google y Microsoft, en los que ha podido entrar a curiosear. Si la CIA lo ha hecho, cualquiera podría.

¿Qué suponen los nuevos documentos que está difundiendo Wikileaks?

Los documentos que Wikileaks presenta como papeles internos de la inteligencia norteamericana, y a los que varias fuentes otorgan credibilidad, revelan un supuesto programa de ciberespionaje desarrollado por la CIA. Este habría permitido piratear aparatos electrónicos como teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores para vigilarlos y tomar el control. También ha podido transformar televisores inteligentes dotados de micrófono en aparatos de escucha remota y ha llegado a controlar automóviles con conectividad. Los programas de vigilancia masiva de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos ya habían quedado de relieve en el 2013 con los documentos filtrados por Snowden, pero esta remesa de papeles secretos concreta el alcance de sus acciones.

¿A qué teléfonos inteligentes ha podido tener acceso la CIA?

Los papeles hacen referencia a los puntos débiles del sistema iOS de Apple y, sobre todo, al Android de Google. Apple admitió las brechas de seguridad y señaló que «muchos de los temas filtrados fueron ya arreglados en la última versión del sistema operativo iOS», que ya utilizan ocho de cada diez iPhone. También señaló que trabajan en hacer frente a las restantes vulnerabilidades identificadas. Google no ha comentado por el momento el presunto espionaje a los teléfonos que usan Android.