El Supremo avala las cláusulas suelo negociadas entre el banco y el cliente

El tribunal rechaza que hubiera falta de transparencia, como alegaban los demandantes, y considera que la cláusula no les pasó inadvertida


madrid / lA voz

Después de los últimos reveses judiciales para la banca, el Tribunal Supremo ha dictado una sentencia que supone un balón de oxígeno para las entidades que, como el Sabadell, defienden la legalidad y la transparencia de las cláusulas suelo de sus hipotecas. El alto tribunal dio ayer a conocer el contenido de la sentencia avanzada hace un mes y en la que da la razón a la Caja Rural de Teruel, desestimando el recurso de casación interpuesto por dos consumidores frente a la sentencia de la Audiencia Provincial de Teruel, que tumbó su pretensión de declarar nula la cláusula suelo de la hipoteca que habían firmado con el banco en el 2009.

El Supremo, que condena en costas a los dos consumidores demandantes, coincide con la Audiencia en considerar válida la cláusula suelo porque quedó probado que, además de no estar «enmascarada» entre una multitud de datos de la hipoteca, había sido «negociada individualmente por los clientes con el banco, como lo demuestra que llegaran a pactar un suelo inferior al normalmente establecido por la entidad» -el crédito incluía un suelo del 3 % y un techo del 8 %-, además de ser advertida por el notario en el momento de realizar la escritura.

El tribunal rechaza que hubiera falta de transparencia, como alegaban los demandantes, y considera que la cláusula no les pasó inadvertida.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Supremo avala las cláusulas suelo negociadas entre el banco y el cliente