Podemos considera también víctimas a los agresores de los guardias civiles en Alsasua

Rechaza que sean acusados de terrorismo por lo que califica como una «pelea de bar»


Madrid / La Voz

Podemos considera que los nueve imputados por la agresión de dos guardias civiles en la localidad navarra de Alsasua son también «víctimas» porque están siendo sometidos a un procedimiento judicial «injusto y desproporcionado, acusados de un delito de terrorismo en la Audiencia Nacional por una simple «pelea de bar». Así lo manifestó ayer la portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Ione Belarra, tras recibir en la Cámara baja a los familiares de los supuestos agresores. «Se ha calificado como terrorismo lo que nosotros consideramos como una pelea de bar y eso supone que no está siendo un juicio proporcional a los hechos que ocurrieron», afirmó. «Las personas agredidas son víctimas, y las personas que están siendo sometidas a un proceso judicial injusto y desproporcionado son también víctimas. Nos solidarizamos con todas las víctimas», añadió.

Dos diputados se desmarcan

Diputados y senadores de Unidos Podemos, ERC, EH Bildu, PDECat, PNV y Compromís suscribieron un manifiesto en el que exigen la puesta en libertad de los tres jóvenes que siguen en prisión y la eliminación de la calificación como delito de terrorismo; además denuncian la vulneración de las garantías procesales de los imputados. El texto, que está firmado por 48 de los 67 miembros del grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, ha causado malestar entre algunos de sus miembros. El exportavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) Juan Antonio Delgado y el juez en excedencia Juan Pedro Yllanes se desmarcaron, pese a que este último lo firmó. Delgado señaló que no compartía el contenido del texto porque resta valor a lo que considera prioritario, que es «el apoyo a los guardias civiles y sus parejas», lo que, según escribió en su cuenta de Twitter, es lo que ha defendido su grupo «desde el minuto uno». «Lo demás son manipulaciones», añadió. Yllanes, por su parte, mostró su desacuerdo porque supone «injerencia en la separación de poderes», al decirle a la Justicia cómo debe calificar los hechos. El juez negó en un principio haber firmado el escrito, pero luego recordó que lo había hecho cuando se lo presentaron hace dos meses.

En el acto con las familias de los imputados también estuvieron presentes los representantes del resto de los grupos políticos que firman el manifiesto, entre ellos el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, quien expresó la «solidaridad del republicanismo catalán» con estos «ciudadanos» que han sido «víctimas» de una «gran arbitrariedad» y lamentó que la «mentalidad de la Administración española» no haya cambiado y siga aplicando criterios de «venganza». Por su parte, Sergi Miquel, del PDECat, expresó su «solidaridad, apoyo y cariño» con los presuntos agresores de los guardias civiles.

Iglesias pide proporcionalidad

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, expresó la solidaridad de su partido con los agredidos, pero pidió «proporcionalidad» a la hora de juzgar a los imputados y rechazó que se les acuse de un delito de terrorismo. «Es una irresponsabilidad decir que es terrorismo porque las víctimas sean guardias civiles», remarcó. La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela dictó en noviembre el auto de procesamiento contra nueve de los supuestos autores, de entre 19 y 24 años, de las agresiones a los agentes por delitos de terrorismo en concurso ideal de lesiones, atentado y delito de odio.

Le Pen dice que la formación morada representa la lucha contra la UE

La candidata de ultraderecha a la presidencia francesa, Marine Le Pen, afirmó en una entrevista que «Podemos existe porque no hay un Frente Nacional en España». Aunque simpatiza con la formación, admite que «está inmersa en la única batalla que merece la pena: la batalla contra las políticas impuestas por la UE». En la entrevista publicada por Vanity Fair explica que «es más difícil que surjan partidos patriotas en países que tienen un pasado de totalitarismo, como España o Grecia. En ellos, la demonización del patriotismo es más intensa y eficaz, y la extrema izquierda ocupa su lugar para representar la ira del pueblo». «Que un hombre como Rajoy luche contra mí es una excelente noticia. Todos los políticos que defienden la ideología europeísta deben tener miedo de que gane», señala.

Iglesias a Rajoy: «Se la bufa porque ya tiene atados los Presupuestos»

Es una evidencia que a Pablo Iglesias no le gusta pasar inadvertido. Y ayer lo volvió a demostrar en su intervención en la sesión de control del Congreso. El líder de Podemos, que se puso la chaqueta, recurrió a un lenguaje soez, inusual en la Cámara, para recriminar a Mariano Rajoy que vete iniciativas de la oposición con el argumento de que o bien merman los ingresos o bien aumentan los gastos, a pesar de que un informe de los letrados del Congreso asegura que la capacidad de veto debe ejercerse de forma restrictiva. Iglesias enumeró las expresiones que podría utilizar Rajoy para desoír el informe: «Me importa un comino, me importa un pimiento, me importa un huevo, me importa un rábano, me importa un pepino o incluso tras fórmulas más directas, me la trae floja, me la suda, me la trae al fresco, me la pela, me la refanfinfla». Y añadió otra, que dijo se adapta perfectamente al estilo del presidente del Gobierno. «Me la bufa, a usted se la bufa el informe de los letrados, se la bufa», afirmó, y explicó que es así porque tiene atada la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, con el apoyo de Ciudadanos, el PNV, Coalición Canaria y «con un diputado que le va a prestar el PSOE», en referencia a Pedro Quevedo, de Nueva Canarias. «Celebro saber que ya he conseguido el apoyo a los Presupuestos y espero que todos los grupos a los que usted ha citado tomen buena nota de ello», le respondió Rajoy tirando de ironía. Lo cierto es que Quevedo celebró ayer una primera reunión con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para negociar los Presupuestos y aprovechó para criticar a Iglesias por decir que era un «voto prestado del PSOE» y diera por hecho su apoyo: «No es la primera vez que demuestra un desconocimiento supino de la realidad canaria».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Podemos considera también víctimas a los agresores de los guardias civiles en Alsasua