Erdogan amenaza ahora con revisar el futuro de Turquía en la UE tras el referendo constitucional

El AKP renuncia a hacer campaña a favor del referendo en Holanda y Alemania


Estambul / E. La Voz

Tras amenazar con revisar el pacto migratorio entre Ankara y Bruselas, Recep Tayyip Erdogan ha ido un paso más y ayer advirtió que una vez se celebre el referendo constitucional el próximo 16 de abril se sentará a hablar con la Unión Europea sobre su relación con Turquía.

El presidente turco asegura que Bruselas ha estado prolongando el proceso de adhesión de Turquía y que este ya no servirá de amenaza. Ankara solicitó la entrada en la UE en 1987. En el 2005 comenzaron las negociaciones, que se vieron paralizadas dos años después cuando Austria y Alemania expresaron su preocupación sobre la oferta de una membresía total. Para poder pertenecer al bloque, Turquía tiene pendiente negociar 35 puntos clave, entre los que se encuentra la adopción de estándares europeos en derechos humanos. Otro obstáculo es el conflicto con Chipre.

El presidente de Turquía también declaró que tras el referendo demandará responsabilidades a Holanda por «cómo el hermano Hüseyin Kurt fue arrastrado por el suelo». Erdogan se refiere a uno de los manifestantes que se encontraban el 11 de marzo frente al Consulado de Turquía en Róterdam protestando por la cancelación del mitin del ministro de Exteriores, y cuya imagen atacado por un perro policía fue portada en numerosos diarios turcos. «Esta Europa, como antes de la Segunda Guerra Mundial, es una Europa racista, fascista y cruel… una Europa en contra de los musulmanes y de Turquía», añadió.

Pese a las palabras de Erdogan y el alejamiento de Europa, el ministro de Justicia, Bekir Bozdag, insistió en que no renuncia al proceso de adhesión, «a pesar de la doble moral de la UE».

El islamista AKP, partido en el poder, anunció su intención de renunciar a los mítines a favor del referendo en Holanda y Alemania ante el aumento de las tensiones. Sí se mantienen las reuniones de información a nivel local. La tensión con Berlín sigue sin rebajarse: ayer el Gobierno truco convocó al encargado de negocios de Alemania para quejarse de las declaraciones de su jefe de la agencia de inteligencia (BND), Bruno Kahl, que puso en duda la versión turca sobre la intentona golpista del 2016.

Comentarios

Erdogan amenaza ahora con revisar el futuro de Turquía en la UE tras el referendo constitucional