Dani Rovira, hasta Roma en bici para concienciar sobre una enfermedad rara

EFE

ACTUALIDAD

El actor cubrió los 1.500 kilómetros que separan la ciudad italiana de Barcelona con un grupo de tres ciclistas para dar a conocer el Síndrome de Rett

31 mar 2017 . Actualizado a las 19:15 h.

El actor Dani Rovira completó este viernes en bicicleta los casi 1.500 kilómetros entre Barcelona y Roma, con sus curvas y sus cuestas, una distancia que es, dice, una «metáfora» del día a día de los enfermos con Síndrome de Rett, una enfermedad rara que conlleva una regresión neurológica y para la que reclama más investigación.

Rovira ha recorrido el trayecto que separa Barcelona de la capital italiana acompañado por Paco Santiago, padre de Martina, una niña con Síndrome de Rett; Martín Giacchetta, un preparador físico argentino y Germán Torres, un bombero de Alicante.

El objetivo de este reto que arrancó el pasado 20 de marzo es dar visibilidad a esta enfermedad neurológica rara y recaudar fondos para su investigación, ya que de momento no existe curación ni terapias efectivas.

Alcanzaron la meta, frente al Coliseo romano, pasado el mediodía de este viernes y lo hicieron visiblemente cansados aunque, según reconoció Rovira, se encontraban «extrañamente muy bien».

«Ahora mismo no estoy ni cansado», dijo entre risas el actor de Ocho apellidos vascos, para rápidamente reconocer que lo estaba diciendo «en caliente».

A la sombra del anfiteatro romano les esperaban Martina y Ángela, de 3 y 5 años, de Badajoz, y Sara, madrileña de 10 años, todas ellas con el Síndrome de Rett y cuyas familias recibieron a los ciclistas entre aplausos, abrazos emotivos, alguna que otra lágrima y al grito de «campeones».

También acudió a darles la bienvenida la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, quien charló con ellos y les recomendó descansar después de haber logrado su objetivo.

Porque ha sido un viaje extenuante en el que han pasado sobre la bici entre 6 y 7 horas diarias, soportando el peligro que, apunta el actor, muchas veces representaban los coches, rodando por malas carreteras, encarando cuestas imposibles y perdiéndose en mil y una ocasiones.