Trump y José Andrés ponen fin a su batalla legal

El grupo hotelero del presidente de EEUU y el chef asturiano alcanzan un acuerdo que evita el pleito entre el hombre más poderoso del mundo y un particular

José Andrés, en un mitin de Hillary Clinton en Florida
José Andrés, en un mitin de Hillary Clinton en Florida

Redacción

Dos años después, Trump y José Andrés han alcanzado un acuerdo amistoso. Los términos del pacto son confidenciales pero evitarán que el hombre más poderoso del mundo tenga que enfrentarse en un pleito con un particular por primera vez en la historia. Durante los últimos 24 meses el cruce de reproches entre Trump y el chef asturiano ha sido continuo, con demandas cruzadas incluidas, aunque después de su victoria en las elecciones, las posturas de las dos partes se relajaron. Finalmente, han firmado la paz.

Las discrepancias comenzaron en el inicio de la campaña electoral, en 2015, ya que, debido a las continuas declaraciones contra los mexicanos lanzadas por el candidato, el chef asturiano decidió cancelar la apertura de uno de sus restaurantes en un hotel de la cadena de Trump. Trump le demandó y le pidió 10 millones de indemnización. La respuesta de José Andrés fue presentar otra demanda, en la que le exigía 8 millones por lo gastos ocasionados por el proyecto, argumentando que sus declaraciones desprestigiaban su negocio y le hacían perder clientes. En campaña, el mierense llegó a apoyar públicamente a Hillary Clinton.

En aquel momento, Trump era un hombre de negocios multimillonario que aspiraba a llegar a la Casa Blanca, aunque no eran muchos los que le daban opciones reales. Poco a poco fue ganándose el apoyo de los votantes y una vez ganó las elecciones, llegó el momento de cerrar alguno de los episodios que mantenía abiertos del pasado.

En enero, ya como presidente electo, Trump tuvo que prestar declaración por el caso. En toda la historia de EEUU solo había un precedente, cuando Bill Clinton fue acusado de acoso sexual por una funcionaria de Arkansas. El presidente se vio en la obligación de apagar el fuego y buscar un acuerdo, algo a lo que también se mostró favorable José Andrés, que incluso llegó a proponer un pacto para donar el dinero a los veteranos de guerra.

Un vez firmado el acuerdo, tanto la cadena de hoteles, que ahora dirige el hijo de Trump, como el chef asturiano, se tiraron flores mutuamente en sus redes sociales.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Trump y José Andrés ponen fin a su batalla legal