Los sanchistas creen que Susana Díaz usará los avales con «efecto intimidatorio»

El portavoz de la candidatura del exsecretario general asegura que hay «voto oculto» y que en territorios como en Asturias van a dar «alguna sorpresa»

Los socialistas Pedro Sánchez y Susana Díaz, en la feria sevillana
Los socialistas Pedro Sánchez y Susana Díaz, en la feria sevillana

Redacción

El portavoz y coordinador de la campaña de Pedro Sánchez para la Secretaría General del PSOE, José Luis Ábalos, cree que desde la candidatura de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se utilizará la recogida de avales de los aspirantes a las primarias como un «elemento más de poder» y para producir un efecto «intimidatorio» sobre la militancia. Los precandidatos a las primarias del PSOE --que se celebrarán el domingo 21 de mayo-- empezarán a recoger los avales necesarios a partir del 20 de abril. Esta recogida será la primera batalla en la carrera hacia la Secretaria General.

En una entrevista con Europa Press, el portavoz de la candidatura del exlíder del PSOE ha avisado de que la búsqueda de una victoria rotunda en este proceso de recogida con el objetivo de «inquietar» a otras candidaturas, puede provocar «un efecto de rechazo» al final del proceso.

«Hay que modular muy bien las expresiones porque dentro del socialismo la humildad se valora mucho», ha declarado, rechazando así que se pretenda «impresionar con un buen número de cargos públicos y avales» para exhibir fuerza. «Nosotros no vamos a vivir la campaña de avales como decisiva en ningún caso, lo decisivo son los votos», ha recalcado Ábalos, que ha apuntado que la recogida de avales es simplemente «un requisito necesario que hay que cumplir con una cierta holgura para demostrar que se es competitivo».

Voto oculto

Según Ábalos, «en algunos casos» la firma de apoyo a un candidato u otro a través de los avales «significa indisponerse». De hecho, ha asegurado que existe «la expresión» de un «voto oculto en favor» de la candidatura de Pedro Sánchez que, entre otros, procede de los militantes que «no quieren indisponerse» frente al «poder».

En este sentido, ha afirmado que los sanchistas no van a ejercer ninguna presión sobre la militancia porque «es una candidatura libre de ataduras», sin «intereses orgánicos», ni «esferas de poder que preservar». En cualquier caso, se ha mostrado convencido de que van a «dar alguna sorpresa en algunos territorios que se creen que están muy consolidados» como por ejemplo la Comunidad Valenciana, Castilla y León, Asturias o Cantabria. «Vamos a ser mayoritarios con claridad en algunos, y en otros en los que se presume que no, creo que también lo vamos a ser», ha remarcado.

Transcurridos dos meses y medios desde que Pedro Sánchez anunció su candidatura para volver a liderar el PSOE, Ábalos sostiene que la movilización en torno al exsecretario general «ha causado una verdadera sorpresa». «Estamos venciendo la resignación y el temor», ha apostillado.

Debates entre candidatos

El parlamentario socialista ha reiterado las intenciones de Pedro Sánchez de debatir con todos los candidatos a las primarias durante la campaña. «Por nuestra parte no hay ningún problema en participar en debates». Eso sí, ha rechazado la posibilidad de un cara a cara con Susana Díaz en el caso de que el exlehendakari Patxi López, aspirante a las primarias, reúna los avales necesarios: «Con los que hayan superado todos los avales es con quien corresponde debatir», ha zanjado.

Si finalmente Sánchez se hace con el liderazgo del PSOE, Ábalos ha manifestado que «lo que corresponderá es establecer un equipo dinámico, con ganas de trabajar y habrá que plantearse una integración del conjunto del partido» para que esté unido «en torno al proyecto» ganador. Y ha asegurado que no habrá «señalamiento» desde la dirección federal de Madrid de cara al proceso de elección de los secretarios generales autonómicos en los próximos congresos regionales. En este sentido, ha afeado que se vinculen las condiciones personales futuras de los dirigentes socialistas a la elección del secretario general del PSOE, algo que hizo el presidente de Castilla La Mancha y secretario de los socialistas castellanomanchegos, Emiliano García-Page. Así, en respuesta a las acusaciones sobre que se producirá un tsunami en las distintas federaciones si Sánchez vuelve a liderar el partido, Ábalos ha incidido en que la dirección «no tiene por qué influir» en ese tipo de decisiones.

Pese a todo, ha advertido de que el proceso de primarias no debería «mezclarse» con las situaciones particulares de los territorios. «Estar anteponiendo situaciones locales o regionales es un desprecio total a la importancia del momento que vive España y el PSOE. Es un momento creo que suficientemente importante como para no introducir ningún interés periférico ni colateral», ha puntualizado. Por otro lado, ha hecho hincapié en la necesidad de «preservar la función» de los que ostentan alguna Presidencia autonómica o una Alcaldía por «la estabilidad y la responsabilidad».

El diputado del PSOE ha afirmado que los sanchistas no contemplan ahora misma «otra posibilidad» más que ganar. «No tenemos un plan b», ha dicho, preguntado por la posibilidad de que Sánchez organice su apoyo en una corriente interna si pierde las primarias.

Comentarios

Los sanchistas creen que Susana Díaz usará los avales con «efecto intimidatorio»