Sánchez ningunea a López y este le pide que sea más humilde

Susana Díaz responde al ex secretario general que ella solo se ha presentado a unas elecciones y las ganó claramente

;
Sánchez vaticina que si gana Susana Díaz las primarias el PSOE será tercera fuerza Sánchez recauda para su campaña 137.000 euros frente a los 100.000 de Susana Díaz

madrid / la voz

Las primarias del PSOE han comenzado con un escenario inesperado, el enfrentamiento sin concesiones entre Pedro Sánchez y Patxi López. Los dos precandidatos que formaron un tándem en el «no es no» a Mariano Rajoy, aunque finalmente el exlendakari se abstuvo en la investidura acatando el mandato del comité federal, son ahora adversarios que buscan ocupar el espacio político del otro. Susana Díaz intervino en la disputa entre ellos para defender a López, al igual que hizo Eduardo Madina, cuando el lunes presentó su precandidatura.

Sánchez ningunea a López, al que no considera un aspirante creíble. Su equipo dio ayer un paso más en esta estrategia de neutralizarlo. Los coordinadores de su campaña, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, que presentaron la precandidatura del ex secretario general, lo acusaron de no tener proyecto propio e insistieron en que en las primarias se votan solo dos modelos, los de Sánchez y la presidenta andaluza.

El diputado valenciano señaló que López pone el énfasis en el «problema interno» de los socialistas y vende la necesidad de unidad y de que unos y otros se lleven bien, «pero no hay un proyecto político en sí» detrás de su candidatura. La diputada asturiana sostuvo que el 21 de mayo se vota un modelo «claramente de izquierdas, coherente y creíble», en el que la militancia tome las «decisiones importantes», que es el que representa Sánchez, o el que defiende Susana Díaz y que ha dejado al PSOE, tras la abstención en la investidura de Rajoy, «en tierra de nadie».

En una entrevista televisiva Sánchez mantuvo que el PSOE se jugaba en las primarias ser la primera fuerza política si ganaba él o la tercera si lo hacía cualquiera de los otros dos aspirantes. Díaz le respondió ayer que ella ha ganado las elecciones a las que se ha presentado. «La única vez que fui candidata gané, y bien», afirmó. La presidenta andaluza rechazó también las críticas del equipo del ex secretario general a la candidatura de López, al que dejan fuera de la contienda. «Yo respeto a todos los compañeros que den el paso y que quieran liderar el partido y no me van a escuchar una mala palabra de nadie, porque no me sale», dijo.

López, que no quiere convertirse en el convidado de piedra de las primarias, reaccionó con contundencia. Visiblemente molesto, aseguró que tiene en «gran estima» a Sánchez, pero que «un poquito de humildad no vendría mal». Le afeó que diga que representa al PSOE «de izquierdas, el del siglo XXI, el de los militantes, el ganador». Y se preguntó. ¿qué pasa, que los demás no somos de los militantes ni de izquierdas ni del siglo XXI, que los demás no buscamos ganar?». Además, señaló que no le gusta que se erija en «repartidor de proyectos» y asegure que solo hay dos, el suyo, que es de izquierdas, y el otro, el de Díaz, porque «hay tres candidatos, con tres modelos, con tres propuestas diferentes y serán los militantes los que decidan lo que prefieren». Quiso dejar claro que el 21 de mayo habrá una papeleta que ponga Patxi López, que buscará la unidad del partido.

Comentarios

Sánchez ningunea a López y este le pide que sea más humilde