Jean-Luc Mélenchon: Un Pablo Iglesias con traje

Juan Carlos Martínez REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

MARTIN BUREAU | AFP

El líder de los indignados franceses se define como una opción política transversal que pretende representar a la «gente común»

23 abr 2017 . Actualizado a las 10:22 h.

Jean-Luc Mélenchon lidera la versión francesa de Podemos. Las conexiones con el movimiento español en el que se inspira son múltiples; Pablo Iglesias, de hecho, ha ido a acompañar a su correligionario francés en la campaña; la plataforma Francia Insumisa se define como opción política transversal, ni de derechas ni de izquierdas, para representar a la «gente común», y su programa se denomina El Futuro en Común; el libro de Chantal Mouffe e Íñigo Errejón Construir pueblo es la obra de cabecera de los líderes del movimiento, y la subida de este en las encuestas ha sido calificada por medios franceses con un titular en español: «Remontada».

La proximidad no es solo ideológica. Mélenchon es el más español de los once candidatos. Su apellido, tan adecuado a la fonética francesa, se hace hispano por los cuatro costados si se le cambia el acento de la e a la o, como era en el original. De los cuatro abuelos del antiguo socialista, tres eran españoles; los paternos, de Murcia pasados por Argelia, y el materno, valenciano.

Como Podemos, Francia Insumisa utiliza con mayor éxito que sus rivales las tecnologías de la información, pero superando a su modelo ibérico, y no solo por los mítines simultáneos gracias al holograma: Mélenchon es el héroe de un juego de combate virtual en Internet. Se titula Fiscal Kombat, y en él el candidato de los indignados se dedica a machacar a «los oligarcas» -como Christine Lagarde o su rival Macron-, a los que sacude y hace soltar cascadas de monedas que van a un fondo público.