El debate refuerza la candidatura de Macron y resta fuelle a Le Pen

Obama pide a los franceses que voten por el exministro


parís / corresponsal

El brutal enfrentamiento entre Marine Le Pen y Emmanuel Macron durante el debate en televisión no ha sacudido los sondeos. El porcentaje de franceses que encontraron al centrista más convincente, un 63%, corresponde a su intención de voto, del 61%. Sin embargo, ha reforzado su candidatura. El exministro no se arrugó y logró responder con maestría a los reveses de la ultraderechista, especialmente en materia económica, acabó de una vez por todas con las críticas que le acusan de tener un programa ambiguo.

A esa ventaja hay que añadir que ayer recibió el apoyo de Barack Obama. «Sé que hacéis frente a numerosos desafíos y quiero que todos mis amigos de Francia sepan hasta qué punto quiero que tengáis éxito, porque esta elección es demasiado importante», dijo el expresidente de EE.UU. en un vídeo publicado por el candidato. «Quiero que sepáis que apoyo a Emmanuel Macron», añadió uniéndose así a los dirigentes internacionales que ya han impulsado su campaña, como Angela Merkel.

Por contra, la candidata del Frente Nacional (FN) sedujo menos a sus electores durante el debate, con una diferencia de seis puntos entre los que la consideraron como la más convincente y los que cuentan con votar por ella el domingo (34% contra 40%). Entre los decepcionados con su actuación se encuentra su padre, para el cual «no estuvo a la altura», según declaró en una entrevista. Además, su propuesta de hacer cohabitar el euro con el franco, que defiende con uñas y dientes, desató las críticas del Banco de Francia, para el cual sería «un peligro» que penalizaría a «los más humildes».

Si no fuera suficiente, el FN podría enfrentarse a un varapalo judicial: una denuncia de Macron por «divulgación de noticias falsas» con el fin de «sorprender o falsear sufragios, falsificación y uso de documentos falsos». El centrista replicó así las insinuaciones de su rival durante el debate y según las cuales tendría dinero guardado en un paraíso fiscal. Le Pen se basó en dos documentos falsificados que indicaban que el líder de ¡En Marcha! era titular de una cuenta bancaria en las Bahamas, puestos en línea en un foro conocido por ser un núcleo de ideología neonazi, pedofilia y misoginia.

De cara a las legislativas, las malas noticias para la ultraderechista se multiplican. El primer sondeo, publicado por Les Echos en colaboración con OpinionWay, indica que apenas podría formar grupo parlamentario, con entre 15 y 25 escaños. Una proeza para el FN, pero lejos de las expectativas internas, que manejaban previsiones de entre 40 y 50 diputados. Pese a ser una formación de menos de un año, ¡En Marcha! está en cabeza con alrededor de 286 escaños, muy cerca de la mayoría situada en los 290. En cuanto a los partidos tradicionales, desterrados de la segunda vuelta y aún con la esperanza de controlar la Asamblea Nacional, la derecha mantendría los 210 que consiguió en 2012 mientras que los socialistas perderían casi la totalidad de sus diputados, pasando de 292 a 48.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El debate refuerza la candidatura de Macron y resta fuelle a Le Pen