Yasser Louati: «Francia cree que es un país solo blanco, y no lo es»

m. ferreiro PARÍS / LA VOZ

ACTUALIDAD

Mariluz Ferreiro

Yasser Louati es un activista en derechos humanos y libertades civiles y elaboró la parte francesa del Informe sobre islamofobia en Europa del 2016

05 may 2017 . Actualizado a las 07:24 h.

Yasser Louati es un activista en derechos humanos y libertades civiles y colaborador habitual en medios como la BBC o Al Jazeera. Él elaboró la parte francesa del Informe sobre islamofobia en Europa en el 2016.

-En ese estudio usted habla de discriminación estructural en Francia. ¿A qué se refiere?

-El concepto francés de la República está conectado con el racismo. En 1848 cuando la monarquía fue derrocada, se reinstauró la República francesa, pero esa República no detuvo la expansión colonial. El mismo año en el que se instaura están colonizando África y preparando el camino para el Código del indígena, la discriminación oficial entre los blancos y los indígenas en Argelia. Está el orientalismo, ese imaginario colectivo de que la raza blanca es superior. Superior a árabes y negros, pero también a los corsos, por ejemplo. El mundo árabe es visto como una sociedad irracional que debe ser civilizada. Eso permanece hasta hoy. Sin embargo, Francia lo ve como un problema secundario. Todos los estudios muestran que si eres una persona negra o árabe, especialmente si eres musulmana, tus posibilidades de ser discriminado se multiplican por cuatro. Si eres una mujer musulmana que lleva pañuelo tienes un 1 % de posibilidades de conseguir un trabajo. Y están declaraciones como las de la socialista Laurence Rossignol, que fue ministra de Derechos de la Mujer, diciendo que las mujeres que llevan pañuelo son comparables a los negros americanos que estaban a favor de la esclavitud. Pero es que la discriminación se lleva a cabo también desde el estado.

-¿Cómo?

-Con políticas discriminatorias. Se debate sobre las minorías, pero están ausentes. No existen. Se habla de integración, pero no hay árabes ni negros en el debate. A veces eligen a uno para confirmar los tópicos. Es como si llevan a un español para que diga: “Sí, sí, los españoles tomamos la siesta y no trabajamos”.

-¿Cómo es la presencia de estas minorías en los partidos políticos franceses?

-El principal candidato de los partidos socialista y republicano siempre es blanco. Incluso en áreas en los que los blancos no son mayoría. En este caso, sitúan en la segunda plaza a un árabe o negro que no tiene la exposición ni la relevancia del número uno. Además, hay leyes que excluyen a los musulmanes.

-¿Cómo cuáles?

-La exclusión de mujeres que llevan pañuelo en las escuelas públicas. Las madres no pueden llevarlo si van de excursión con sus niños y con el colegio. Y está la amenaza de expulsión si llevas falda larga en la escuela.

-El debate sobre el burkini generó gran polémica en Francia. ¿Es tan importante?

-Fue desproporcionado. Era verano, no había grandes noticias. Si una mujer decide llevar burkini, tienes que respetar su elección. La gente vive la discriminación a diario, incluso la persecución mediática.

-¿Ha empeorado la situación en los últimos años en Francia?

-La islamofobia siempre ha estado aquí. Pero ahora hay gente que, en lugar de decir “odio a los negros, odio a los árabes”, dice “odio el islam, es peligroso”. Y se llega a la conclusión de que la gente que practica el islam merece ser odiada porque es peligrosa. Francia cree que es un país solo blanco y no lo es. Desde hace mucho tiempo hay gente de África, de las indias orientales, del Caribe. Cuando franceses blancos colaboraban con los nazis, población de las colonias fue enviada aquí para luchar contra el ejército de ocupación.

-Le Pen intenta transmitir que los franceses no tuvieron nada que ver con los nazis.

-Es falso. El mariscal Petain no llegó al poder solo. El Parlamento le dio poder absoluto. Persiguieron a las minorías, a los judíos. Dijeron que estaban manchando la sangre francesa. Esas son las tesis de la extrema derecha hoy. El racismo está en el ADN de la República francesa. Dicen que Francia es un país blanco y católico. ¿Ppor qué cuando los españoles huyeron de la Guerra Civil los llevaron a campo de concentración? El racismo está ahí, si fingimos que no existe, el problema seguirá creciendo. Por eso yo estoy a favor de una nueva República, una nueva Constitución. Claro que hay una mayoría de blancos, es un hecho. Claro que hay unas raíces cristinas. No puedes reescribir la historia. Pero no puedes hacer que el país pertenezca a una cierta categoría de personas y excluir al resto. Eso es fascismo. Un periodista británico de la BBC vio que, en Francia, cuando iba a oficinas del estado, a partidos políticos, a los grandes medios, solo había blancos. No puedes tener un país segregado y en paz. La gente quiere igualdad. Las minorías dicen que han tenido suficiente. Y se les acusa de querer privilegios cuando quieren la igualdad.