Iberdrola da el salto en la eólica marina de Europa a Estados Unidos

Producirá energía en Massachusetts, que ya obtiene en el Reino Unido y pronto en Alemania


berlín / enviada especial

Iberdrola construirá pronto su primer parque eólico marino de Estados Unidos. Estará ubicado en la costa del estado de Massachusetts. La empresa energética española da así el salto de Europa a Estados Unidos en su negocio de eólica offshore, en el que ya cuenta con un recinto en operación en el Reino Unido, el de West of Duddon Sands, de 389 megavatios de potencia, y otro en fase de instalación en Alemania, el de Wikinger, de 350 megavatios. Además, tiene en distintas fases de tramitación los parques de East Anglia One, también en el Reino Unido, y el de Sant Brieuc, en Francia.

En Estados Unidos, la multinacional de origen vasco desarrollará el primer parque de eólica marina a través de Avangrid Renewables y ha fijado para el 2020 el año de arranque de su construcción. Los estudios técnicos y las características de la zona de concesión determinarán la potencia final del parque.

Iberdrola cuenta con 6.900 megavatios de capacidad de generación en Estados Unidos, producidos fundamentalmente a través de energía eólica y solar, y dispone de un ambicioso plan de expansión, desarrollando otros 1.800 megavatios adicionales con la energía del viento para los próximos dos años. 

Un parque con sabor ferrolano

La compañía ha dado a conocer la firma del acuerdo para marcar ese hito en Estados Unidos en una jornada en la que también ha detallado el avance del parque Wikinger, su primer proyecto en solitario para el sector y también el que adentró a los astilleros públicos españoles en este mercado.

Se trata de un recinto para el que ha trabajado la antigua Astano, en la ría de Ferrol, y su red de empresas auxiliares, fabricando 29 de las 70 jackets -estructuras de acero que sustentan los aerogeneradores en el mar- que ya se encuentran operativas en el mar Báltico. En plena fase de instalación, con 18 aerogeneradores ya colocados, Wikinger se pondrá en marcha a finales de este año. Está ubicado a 35 kilómetros de la costa alemana y su implantación ha movilizado a centenares de trabajadores de empresas de varios países.

Navantia se ha convertido en un suministrador de referencia para el negocio de eólica marina de Iberdrola. En alianza con Windar Renovables, los astilleros públicos acaban de iniciar los trabajos de fabricación de otros 42 nuevos jackets para la eléctrica vasca, para su parque británico de East Anglia One.

La firma energética afirma que su ambicioso plan de inversiones le ha «permitido obtener la experiencia necesaria para competir con éxito en un sector altamente especializado».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Iberdrola da el salto en la eólica marina de Europa a Estados Unidos