«Sobre el escenario de Kiev soy la persona más feliz del mundo»

El cantante asegura que hay mucha gente a su favor, «pero los que están en contra hacen mucho ruido»


kiev / e. la voz

Manel Navarro (Sabadell, 1996) defiende la candidatura española en el festival de Eurovisión, que se celebra en Kiev (Ucrania), tras una elección muy polémica por un desempate cuyo resultado no gustó a muchos de los eurofans. Ahora, tras «un tute bastante heavy» por Europa para promocionar la canción Do it for your lover, el joven artista catalán quiere pasar página centrándose en quienes sí lo apoyan y en lo puramente musical. 

-¿Siente el apoyo de los eurofans españoles?

-Siempre hay gente a favor y en contra, pero hay mucha más a favor, aunque los que están en contra hacen mucho ruido. No sé si es porque tienen mucho tiempo libre, pero son bastante pesados. Siempre hay hate (odio), y si hay hate es que hay algo que estás haciendo bien. Pero en general estoy muy contento. Desde fuera la canción está recibiendo buenos comentarios. Y desde el escenario podemos sentir el buen rollo del público con el tema. Además es un tema diferente tras una gala oscura y con muchas baladas, porque hay un cambio de colores y al público le gusta. Eso es con lo que me quedo. 

-¿Todo listo para la final del sábado?

-Hay algún plano que queremos cambiar para mirar todo el rato a cámara y jugar con la complicidad de la gente en casa, para que quede más chulo. El sábado va a salir redondo. Sobre el escenario la sensación es brutal y única. Siempre que me subo allí soy la persona más feliz del mundo.

-¿Y el vestuario también está elegido?

-Hemos traído más de 100 camisas hawaianas porque no tuvimos tiempo para probarlas y no sabíamos cuáles íbamos a usar exactamente. Así que decidimos traérnoslas todas para probarlas con las luces del escenario, para las entrevistas [no viste una durante esta entrevista] o para las fiestas. La del sábado ya está elegida y apartada.

-Las casas de apuestas predicen que tendrá un mal resultado el sábado.

-No hay malos resultados en Eurovisión. Llegar aquí ya es un logro. Y ya se sabe que no siempre las mejores canciones quedan arriba ni las peores abajo. Yo estoy contento de estar aquí. Sí me gustaría quedar por arriba, pero todo lo que sea quedar por encima del veinte [en la final participarán 26 países], estaría contento y me daría por satisfecho.

-¿Se ve diferente el festival desde dentro?

-La imagen que tengo de Eurovisión ha cambiado para mí. Antes solo lo veía el día de la final. No sabía que eran tantos días y que empezaba desde el momento en que fui elegido. Mucha gente me lo advirtió, pero hasta que no lo vives no te das cuenta de los grande y bonito que es y de la pasión con que lo vive la gente. Es brutal. Yo soy muy futbolero y lo comparo con el fútbol, con la pasión que se siente cuando apoyas a tu equipo, así que me parece algo súper bonito y enorme.

-¿Lo veremos por Galicia pronto?

-No he ido nunca a Galicia, aunque mis padres sí van mucho y a mí me encantaría. De vacaciones estaría bien, pero de gira mucho mejor. Después de Eurovisión ya tenemos conciertos programados en junio en Madrid y Barcelona, y seguro que saldrán más.

Comentarios

«Sobre el escenario de Kiev soy la persona más feliz del mundo»