Los tres candidatos a las primarias coinciden en la necesidad de unir el partido

Sánchez se considera el único que puede unir a la izquierda mientras que Susana Díaz apuesta por un PSOE que se levante para hacerse cargo del país


Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López han dejado de manifiesto en la última jornada de campaña antes de las primeras que el principal objetivo es que después de este proceso y de estos meses de travesía, lo fundamental es unir al PSOE. En este sentido, Pedro Sánchez ha insistido en que es el único capaz de aglutinar a la izquierda mientras que Susana Díaz defendía la unidad del partido como condición indispensable para levantarlo y que pueda volver a gobernar. Una idea que también ha compartido Patxi López.

La candidata a la Secretaría General del PSOE y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha mostrado convencida de que el domingo será un «gran día» para España porque el PSOE empezará a levantarse, con unidad, para hacerse cargo del país, porque los ciudadanos lo están esperando. Susana Díaz se ha desplazado el último día de la campaña de las primarias, que se celebrarán este domingo, a la localidad de Trujillo, en la provincia de Cáceres, donde ha estado acompañada por el secretario general de los socialistas extremeños y presidente de la comunidad, Guillermo Fernández Vara, que ha sido uno de sus principales apoyos en su carrera a la Secretaría General del PSOE.

Tanto en declaraciones a los periodistas como en un encuentro con militantes de Trujillo, Susana Díaz se ha mostrado convencida de que mañana va a ser «un día grande para el PSOE y para España». Ha indicado que está contenta, feliz y agradecida del cariño y del apoyo que ha recibido por todos los territorios durante la campaña y que ello va a servir para que «mañana levantemos al PSOE y sea un día grande para el partido y España».

Ha indicado que ha sido una campaña en positivo y una oportunidad para los ciudadanos, «porque nos hemos dirigido a 47 millones de hombres y mujeres que han encontrado en el PSOE a un partido con ganas de volver a hacerse cargo de España». Ha recalcado que los ciudadanos saben de la necesidad de un PSOE «fuerte, coherente, sólido y unido que vuelva a hacerse cargo de un proyecto de país para que la gente viva mejor».

Por su parte, Pedro Sánchez, ha cerrado la campaña de las primarias con críticas a Susana Díaz, a quien ha acusado de querer «esconder» a las bases, y se ha erigido en el candidato que «rescatará» a los militantes de la abstención a Rajoy y en el único capaz de unir a la izquierda. Sánchez ha protagonizado un multitudinario acto en el parque de Berlín de Madrid ante militantes y simpatizantes llegados desde diversos puntos del país, entregados por completo a su causa.

No han querido perderse la cita todos los dirigentes destacados de su candidatura, desde el secretario general de los socialistas valencianos, José Luis Ábalos, hasta el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; pasando por los ex ministros Josep Borrell, Cristina Narbona y Beatriz Corredor, y los diputados Odón Elorza, Margarita Robles y Adriana Lastra, entre otros.

«Las victorias que mejor saben son las victorias trabajadas. Hay que sudar la camiseta hasta el minuto 90», les ha dicho a todos ellos para animarles a que apuren las horas que faltan hasta la votación de mañana. «Estamos a las puertas de un nuevo PSOE, el PSOE de la militancia, que va a dejar atrás al PSOE de los notables», ha vaticinado.

El tercero en discordia, Patxi López, ha afirmado que «la derecha no teme a ninguno» de los otros dos aspirantes a dirigir esta formación política, Susana Díaz y Pedro Sánchez, sino a un Partido Socialista «unido» y con un «proyecto claro de izquierdas». López ha intervenido en Bilbao en un acto público antes de las votaciones en las primarias del PSOE de mañana, en el que ha reunido a unos 500 militantes y simpatizantes junto al monumento «La Puerta de los Honorables», dedicado a quien fuera presidente de este partido, Ramón Rubial, el «gran referente» -ha dicho- de los socialistas.

Patxi López ha señalado que, tras dar una imagen de «partido roto» en el debate a tres del pasado lunes, Susana Díaz y Pedro Sánchez siguen «discutiendo cada día sobre a quién teme más la derecha», pero ha considerado que «no teme a ninguno de los dos».

Comentarios

Los tres candidatos a las primarias coinciden en la necesidad de unir el partido