La plantilla afronta el futuro con «enorme preocupación»

De Guindos habla de una buena salida sin dinero público

;
La plantilla afronta el futuro con «enorme preocupación» El Comité de Empresa priorizará las jubilaciones para ajustar la plantilla y tratará de evitar despidos. El grupo Popular - Pastor cuenta con unos 1.350 trabajadores

santiago / la voz

La compra crea un escenario de solapamientos y duplicidades del que son conscientes los sindicatos, inquietos y preocupados por el futuro que se avecina. Javier Castro, de UGT del Popular, lamentó ayer que no hubiese comunicación a las centrales y demandó una reunión urgente para recibir explicaciones. «Nosotros tenemos 212 oficinas con 1.350 trabajadores y ellos 160 con 850, es decir, hay evidentes duplicidades», asegura, pero advierte que no pueden «hablar de números hasta que no se conozca la propuesta». «En la parte laboral hay una enorme preocupación, y nosotros pedimos lo de siempre: que el camino tiene que empezar por las prejubilaciones, máxime en unos bancos tan generosos con las cúpulas», subraya.

También Carmen Peteiro, de Comisiones Obreras, abogó por trazar primero una estrategia conjunta con el resto de los sindicatos para negociar. «Soy consciente del solapamiento, pero nuestro objetivo prioritario es mantener el empleo». CC. OO. en Galicia no ve necesarios nuevos ajustes, y recuerda que el Popular acaba de llevar a cabo una reestructuración, que el ERE por el Pastor está aún sin cerrar. El Santander ejecutó varios cierres en el último trimestre del 2016.

En el terreno político, las reacciones se sucedieron ayer. El ministro Luis de Guindos no dudó en calificar la operación como una buena alternativa y celebró que fuera sin dinero público. «Es una buena salida para la entidad, dada la situación a la que había llegado en las últimas semanas, ya que implica la máxima protección a los depositantes y la continuidad de la actividad», dijo. El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, aseguró que estarán vigilantes respecto a los empleos del Popular en Galicia y el futuro de la Fundación Barrié de la Maza, que era el primer accionista gallego del Popular, con el 1,4 %.

Ana Pontón, portavoz del BNG, aseguró que esta compra supone la defunción definitiva del Pastor, y le recordó a Feijoo que podrá presumir como presidente de la Xunta de haber asistido a la muerte del sistema financiero gallego.

Comentarios

La plantilla afronta el futuro con «enorme preocupación»