La participación en Francia a media tarde es del 41 %, muy inferior a las elecciones anteriores

Los franceses deciden este domingo si le da a Macron mayoría para gobernar a sus anchas


La participación en la primera vuelta de las elecciones legislativas francesas subió hasta el 40,75 % a las 17.00 hora local, una cifra muy inferior a las registradas a la misma hora en los comicios de 2012 y 2007.

El Ministerio francés del Interior indicó que en la primera ronda de los comicios legislativos precedentes la movilización ciudadana fue del 48,31 % en el 2012 y del 49,28 % en el 2007.

Continúa la tendencia observada al mediodía, cuando habían acudido a votar, en una jornada soleada en gran parte del país, un 19,24 % de los electores, igualmente por debajo del 21,06 anotado hace cinco años y del 22,56 % hace diez.

La abstención al final de la jornada, según diversos sondeos, podría situarse entre el 50 y el 51 %, lo que batiría el récord del 42,8 % de la primera ronda de las legislativas del 2012.

Cerca de 67.000 colegios electorales abrieron este domingo en Francia a las 08.00 horas y permanecerán abiertos hasta las 20.00 en las grandes ciudades, entre ellas la capital, París, aunque comenzarán a cerrar dos horas antes en áreas de menor tamaño.

Unos 47,5 millones de electores están convocados para renovar los 577 escaños de la cámara baja del Parlamento francés y los sondeos señalan que La República en Marcha (LREM), el partido del presidente, Emmanuel Macron, conseguirá una amplia mayoría de entre 350 y 427.

El partido de Macron, gran favorito

Así lo indica el último sondeo publicado este viernes por Ipsos Sopra Steria, que le asigna el 31 % de los votos (entre 397-427 escaños), seguido de Los Republicanos, con el 22 % (95-115 escaños) y el Frente Nacional, con el 17 % (entre 5 y 15 escaños).

Por su parte, Francia Insumisa se haría con el 11 % (entre 11 y 21) y el Partido Socialista, que con un 8 % de los votos aspira a entre 22 y 32 escaños.

El presidente del país, Emmanuel Macron, acudió a votar en la localidad costera de Le Touquet, en el Canal de la Mancha, junto con su esposa, Brigitte. Bajo un sol veraniego, el mandatario saludó a numerosos seguidores frente al ayuntamiento y estrechó manos antes de entrar a votar.

Por su parte, la ultraderechista Marine Le Pen depositó su sufragio en Hénin-Beaumont, un bastión de su partido, el Frente Nacional (FN), en el norte de Francia.

Le Pen perdió las elecciones ante el social-liberal Macron en mayo y ahora aspira a conformar un grupo propio en el Parlamento, para lo que necesita al menos 15 diputados.

Hace cinco años, en las anteriores legislativas, Le Pen fue derrotada por solo 118 votos en su distrito electoral, por lo que si gana será la primera vez que entre en la Asamblea Nacional.

Comentarios

La participación en Francia a media tarde es del 41 %, muy inferior a las elecciones anteriores