Asturias centrará la producción del nuevo refresco  «Green Cola»

El nuevo producto, edulcorado con estevia, será fabricado en Meres

Una lata de Green Cola
Una lata de Green Cola
EFE
Redacción

La marca de refrescos de cola «Green Cola» aterriza en España en el marco de su creciente expansión por Europa con el objetivo de competir con los dos gigantes del sector: Coca-Cola y Pepsi. El nuevo producto, edulcorado con estevia, una cafeína natural extraída del grano de café verde, será fabricado en Meres, en el concejo de Siero, en la plata de Industrial Zarracina, filial del Grupo El Gaitero que produce para compañías líderes de gran consumo como Font Vella, Schweppes, PepsiCo o Pascual.

Un grupo de inversores liderado por el que fuera presidente de la patronal española de refrescos (Anfabra) entre 2009 y 2011, Íñigo Madariaga, está al frente del proyecto, presentado hoy en Madrid y que comenzará a concretarse ya este mismo mes de junio con la llegada a los lineales de varias cadenas de distribución nacional. También está prevista su llegada al sector de la hostelería y la restauración organizada, aunque por el momento las negociaciones están abiertas. Así lo ha avanzado Madariaga a la agencia EFE, quien ha precisado que «Green Cola Iberia» es la compañía responsable del desarrollo de la enseña de origen griego en el mercado ibérico.

Este refresco con sabor a cola es «más verde y natural», según sus impulsores, quienes garantizan que el producto está edulcorado con estevia, lleva cafeína natural extraída de granos de café verde y no contiene azúcar, ni aspartamo, ni ácido fosfórico -lo sustituye con ácido cítrico-, y tampoco tiene calorías.

Su elaboración se está realizando ya en una fábrica de Asturias, aunque los responsables del proyecto llevarán a cabo un plan industrial en función de la acogida que tenga en el mercado.

«Somos un refresco de cola que sabe muy bien, con un componente de naturalidad importante y nos dirigimos a un consumidor que no quiere una bebida calórica», ha señalado Madariaga, quien apunta a los llamados «millenials» como uno de los públicos objetivo.

Disponible inicialmente en formato de lata de 33 centilitros y en botella de plástico de 0,5 y 2 litros, «Green Cola» llega al mercado español en un momento en el que el sector de los refrescos lamenta ser víctima de una «criminalización» de sus referencias debido, precisamente, a su contenido calórico y de azúcar.

«Es el momento de dar noticias positivas al sector, que ahora parece satanizado y es muy injusto. En ese sentido, estamos alineados con la industria, los impuestos contra el azúcar son demagógicos y recaudatorios. ¿Por qué no se gravan los bollos, por ejemplo?», ha argumentado Madariaga.

Pese a reconocer que se enfrentan a una fuerte competencia para entrar en el mercado del refresco de cola, el presidente de su división ibérica ha destacado el éxito cosechado en Grecia -donde ya cuenta con una cuota de mercado del 12 % en latas- o su prometedora entrada en Reino Unido o Rumanía como precedentes positivos.

Comentarios

Asturias centrará la producción del nuevo refresco  «Green Cola»