Una veintena de detenidos en una operación contra el fraude de los derechos autor en TV

Creaban música de baja calidad y registraban «falsos arreglos» sobre obras de dominio público para después ponerlas a nombre de testaferros y empresas editoriales


Madrid

La Policía Nacional ha lanzado una operación contra el fraude en el cobro de derechos de autor de piezas musicales que se emitían en cadenas de televisión, en una operación en la que se prevén una veintena de detenciones y otras tantas imputaciones por corrupción entre particulares.

Fuentes de la investigación han señalado que agentes de la Comisaría General de Policía Judicial, por orden del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, están practicando un total de 16 registros y 20 requerimientos de documentación en varias televisiones nacionales y autonómicas, así como en la SGAE.

La Policía ha solicitado información, entre otras cadenas, a TVE, Telemadrid, Euskal Irrati Telebista (EITB), Castilla-La Mancha Televisión (CMM), Radiotelevisión Canaria, Televisión de Aragón, TPA, del Principado de Asturias, y televisión autonómica Murcia 7RM.

Se trata de una investigación sobre corrupción de particulares y presuntos fraudes en la gestión y cobro de los derechos de autor por parte algunos autores asociados a la SGAE que alterarían de forma mínima obras musicales de otros autores, lo que se conoce como «la rueda de las televisiones».

Las fuentes consultadas explican que esos autores, integrados en un «entramado», creaban música de baja calidad y registraban «falsos arreglos» sobre obras musicales de dominio público para después ponerlas a nombre de testaferros y empresas editoriales.

Todo ello con la finalidad, explica la Dirección General de la Policía en un comunicado, de emitirlas en programas nocturnos de diferentes cadenas de televisión generando derechos de propiedad intelectual, lo que producía un enriquecimiento «injusto» a través del pago de estos derechos realizado por la SGAE en sus liquidaciones, señala la Dirección General de la Policía.

Para conseguir esos contratos de emisión de sus piezas musicales contaban con personas en el seno de las televisiones a cambio de la cesión de determinados porcentajes de derechos sobre las obras emitidas en unos casos, así como de una contraprestación económica por su labor.

Esta cesión de derechos de obras musicales «falsas» y de baja calidad a las cadenas de televisión en las diferentes modalidades, convierte a esas televisiones en titulares de derechos de propiedad intelectual de las obras que le son cedidas, lo que les genera un beneficio económico denominado «retorno» en función de los minutos y franjas horarias en las que son emitidas en sus programaciones y que es abonado por la SGAE en sus liquidaciones semestrales.

Y para maximizar las ganancias que pueden obtener en concepto de «retorno» por parte de la SGAE, las televisiones extienden la programación de esa música a otras franjas horarias del denominado prime time bajo la fórmula de lo que se viene a denominar «música inaudible», es decir, la emisión como un fondo musical que no es percibido por el oído del televidente en ningún momento, si bien es declarado como música emitida para generar derechos de autor.

Antón Reixa cifra en 50 millones al año lo recaudado por la red de «la rueda»

El entramado de «la rueda» de las televisiones, la red «fraudulenta» para el cobro de derechos de autor, podría haber recaudado anualmente 50 millones de euros, según ha asegurado Antón Reixa, que fue presidente de la SGAE «hasta que denunció», en el 2013, esta práctica.

Reixa achacó en el 2013 su cese a este «complejo» problema, que denunció aquel mismo año ante la Fiscalía anticorrupción un grupo de autores y por el que él declaró en calidad de testigo ante la Sección de delitos contra la propiedad intelectual, ha recordado el cantante. «Lo que es paradójico es que todo arranca de la misma documentación que yo presenté en el Consejo de la SGAE en marzo del 2013 en la que analizaba lo que era 'la rueda' y apuntaba a quienes eran sus principales responsables. Estas investigaciones son muy largas, pero supongo que sale ahora porque están saliendo todas las tramas de corrupción», especula.

Cuando él presenta el informe al Consejo de la SGAE, asegura, se encuentra con que «muchos miembros» tenían «directa o indirectamente» intereses en «la rueda», así que, admite, tenía «muy difícil» que se hiciera algo.

En opinión de Reixa, la SGAE, que él presidió durante un año, hasta su cese en julio del 2013, debería haber puesto en marcha sus mecanismos internos para «limpiar» aquello y «ni lo hizo ni lo ha hecho».

«Ningún autor de aquellos ha sido sancionado por la SGAE, teniendo como tiene un reglamento interno que puede hacerlo. Tendrían que haber sido ellos quienes lo pusieran en conocimiento de la fiscalía», afirma.

En aquel entonces se filtró una «lista de implicados», entre los que aparecían un productor de La Voz que había registrado 11.000 obras en 5 años o la madre de otro que desde el 2007 había inscrito 275 obras sinfónicas, recaudando el triple que Pablo Alborán con música apenas audible como fondo de programas emitidos de madrugada.

La CRTVG, «colaborando en el proceso»

La Compañía de Radio e Televisión de Galicia (CRTVG) ha puesto a disposición de las autoridades pertinentes información requerida en el marco de las investigaciones policiales sobre supuesto fraude en derechos de autor.

La CRTVG ha confirmado a Europa Press que en el marco de esta investigación se le requirió a la compañía pública gallega «aportar documentación» que está «poniendo a disposición de las autoridades competentes» con las que «colabora en todo este proceso».

Sobre estas actuaciones que lleva a cabo la Policía Nacional, la CRTVG ha puntualizado, asimismo, «que se trata de una investigación abierta sobre el uso de derechos de autor de forma paralela en la SGAE».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Una veintena de detenidos en una operación contra el fraude de los derechos autor en TV