La gasolina, como el tiempo, loco al inicio del verano

Las estaciones de servicio asturianas bajan los precios las semanas antes de la operación salida, que comienza el viernes


Redacción

El de 2017 está siendo un inicio de verano inusual no solo en lo meteorológico. Los combustibles están bajando. Lo habitual en esta época del año es que las estaciones de servicio pongan a punto sus precios para la operación salida del 1 de julio. A 72 horas del día D, la gasolina 95 y el diésel son más baratos. Las tarifas están por debajo de lo que marcaban hace solo un mes y también de la primera quincena de junio. La noticia es, por tanto, buena, aunque podría ser mejor. El Principado está entre las comunidades en las que es más caro llena del depósito. Lo reconoce el boletín que periódicamente publica la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) y es fácil de comprobar en el portal oficial del Ministerio de Industria, que actualiza a diario las tablas de todas las comunidades. 

Un total de 19 gasolineras asturianas vendían ayer, miércoles 28 de junio, el diésel por debajo del euro. La más barata de todas era la de Eroski, en Siero, que tenía el litro a 0,926. Con ese precio, llenar un depósito medio de 45 litros saldría por algo menos de 42 euros. En Salinas se comercializa a 0,933;, en Avilés,en la Avenida de Lugo, a 0,934; en el Eroski de Navia, a 0,949; y en Gijón, Alcampo, a 0,965. Estas son las cinco estaciones con las tarifas más competitivas. La primera semana de junio, es decir, hace solo 20 días, la más económica era la de Navia, a 0,989 euros.

También traza una inusual curva descendente la gasolina 95. Las cinco más baratas ayer, miércoles, coinciden exactamente con las del diésel. Lo único que varía es su orden. Para repostar con el precio más bajo es necesario desplazarse a Navia. La estación de Eroski tiene el litro a 1,099 euros. Esto supone que para llenar un depósito de 45 litros hay que desembolsar 49,45 euros. En este caso, la primera semana de junio era ligeramente más bajo, con 1,060 euros.

Asturias es cara

La evolución ha sido positiva en las últimas semanas en todo el país. Lo analistas atribuyen esta bajada a la decisión de Donald Trump de romper con el pacto climático supuso un punto de inflexión. Entre los meses de noviembre y abril, las tarifas registraron una escalada constante espoladas por la decisión de la Opep de reducir su producción. El barril de petróleo llegó a colocarse por encima de los 50 dólares. Pero con la campanada de Estados Unidos, mayo supuso el regreso a la contención. Poco a poco, esas grandes decisiones económicas se han ido trasladando al bolsillo de los consumidores.

La CNMC lo ha cuantificado en España. El gasóleo -que es el combustibles utilizado por el 70% del parque automovilístico nacional- descendió un 2,6% en mayo y marcó una media de 1,09 el litro. La gasolina 95 cayó un 2,5% y se situó en 1,22 euros el litro. La última semana de junio, el mercado ha sido más favorable aún. La Comisión de la Competencia reconoce que el diesel ha bajado un 1,76% más, hasta 1,06 euros el litro, y la gasolina 95 un -1,07%, hasta una media de 1,194 el litro.

El resumen es que llenar el depósito es más barato que hace un mes. Pero en Asturias es bastante más caro que en otras comunidades. Dicen los boletines de la CNMC que el Principado es «la tercera provincia con impuestos más altos para la gasolina 95» y también es «la cuarta región con la gasolina 95 más alta antes de impuestos». Su precio de mercado se resiente. Solo en A Coruña resulta más prohibitivo. El saldo es más favorable para el diésel. Es la provincia número 17, en el ránking de las más caras. 

Los precios que ayer lucían las gasolineras son un buen modo de explicar con números estas afirmaciones. La estación de servicio, como ya se dijo al principio, con el diésel más competitivo era la de Eroski, en Siero, con el litro a 0,926. Esto es cuatro céntimos más que la estación de servicio más barata de España, que está en Soria. Por debajo del 0,9 hay multitud de provincias, como Burgós, Logroño o Salamanca. La diferencia es todavía mayor cuando se analiza la gasolina 95, de hasta siete céntimos. El litro más barato del país se encuentra en Alicante (1,028). Muy cercan están Zaragoza (1,028), Vizcaya (1,029) y Huesca (1,033). 

¿Cómo se traduce en la economía de un conductor? Llenar el depósito de diésel en la estación de Eroski de Siero, en un coche con un depósito de 45 litros es de menos de 42 euros. En Soria, no llega a 40 euros. Llenar el depósito de gasolina 95 en el Eroski de Navia cuesta 49,45 euros. En Alicante, 45,85 euros.

Comentarios

La gasolina, como el tiempo, loco al inicio del verano