Aprobadas las restricciones de fondos a las «ciudades santuario» de EE. UU.

Adriana Rey NUEVA YORK / CORRESPONSAL

ACTUALIDAD

JAMES LAWLER DUGGAN | Reuters

También se da el visto bueno a endurecer las penas a los ilegales reincidentes

30 jun 2017 . Actualizado a las 07:32 h.

La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó anoche dos proyectos de ley destinados a endurecer las medidas contra los inmigrantes indocumentados, una pequeña victoria para el presidente Donald Trump, quien había prometido tomar estas acciones durante su campaña, a falta de que sean aprobadas por el Senado.

El primero de los textos, aprobado por 228 votos a favor y 195 en contra, recortaría algunos fondos federales para las llamadas ciudades santuario, aquellas localidades que limitan la cooperación con las autoridades de inmigración para el arresto y la deportación de inmigrantes indocumentados. Esta medida trata de castigar a estas ciudades que se niegan a colaborar con las autoridades federales, cortándoles el grifo de la financiación federal.

La otra iniciativa legislativa, aprobada por 257 a favor y 167 en contra, impondría penas más duras a los criminales que han entrado ilegalmente en Estados Unidos en varias ocasiones. Así, la mayoría republicana daba de madrugada el visto bueno a la ley Kate (bautizada así por Kate Steinle, joven asesinada por un inmigrante indocumentado que había sido deportado cinco veces y tenía siete condenas por delitos graves) que amplía los poderes del Ejecutivo federal para enjuiciar y encarcelar a los simpapeles que regresan a EE.UU., tras haber sido deportados.