El soberanismo declarará la secesión en 48 horas si hay referendo y lo gana

Puigdemont afirma que el 1-O no habrá choque de trenes: «Uno quedará en vía muerta»

Efe

Madrid / La Voz

Cinco años después de poner en marcha el denominado procés, y a menos de tres meses del 1 de octubre, fecha anunciada para celebrar un referendo unilateral de independencia declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, Junts pel Sí y la CUP presentaron en el Parlamento catalán la ley de referendo.

Una redacción que no solo vulnera de forma flagrante las leyes y la Constitución españolas, sino que plantea además la aprobación, previsiblemente a finales de agosto, de una llamada «ley suprema» que prevalecerá sobre cualquier otra norma jurídica española que pueda contradecirla. Con esa artimaña política pretenden garantizar la seguridad legal de todos los cargos públicos que colaboren en la celebración de la consulta.

«No habrá ningún choque de trenes», afirmó el presidente catalán, Carles Puigdemont, porque «un tren del statu quo quedará en vía muerta y el otro continuará la marcha». «No podrán actuar contra las personas», clamó, y llamó a los catalanes a no «desertar de la democracia», porque «rendirnos o resignarnos llevará a pagar un precio más alto en las generaciones futuras».

Según los planes secesionistas, la aprobación de esa «ley suprema» establecerá un «régimen jurídico excepcional» que permitirá celebrar un «referendo vinculante» que, en caso de obtener el voto mayoritario a favor de la secesión, daría lugar a la proclamación inmediata de la independencia y la república catalana en un máximo de 48 horas, abriéndose a continuación un proceso constituyente. Los redactores de la norma no especifican qué porcentaje de participación mínimo en el referendo sería necesario para considerar que fuera vinculante. Y, para superar la contradicción de que una ley aprobada por el Parlamento autonómico, y que por tanto forma parte del ordenamiento jurídico español, prevalezca sobre la Constitución española se invoca el derecho de autodeterminación reconocido por la ONU -aunque solo se contemple para casos coloniales-, la legislación del Tribunal de la Haya y hasta la opinión de la Corte Suprema de Canadá, pese a que los responsables de Junts pel Sí y la CUP admitieron que se trata de un acto de «desobediencia».

La ley de referendo fue presentada en el Parlamento catalán de viva voz para impedir que un texto escrito pudiera ser anulado de inmediato por el Tribunal Constitucional. Toda la oposición, a excepción de tres diputados de Podemos y uno de EUiA, decidió no acudir a ese acto, al rechazar un referendo ilegal.

¿Declarará el gobierno de Cataluña la independencia de forma unilateral? El gobierno catalán dice que declarará la independencia de forma inmediata si gana el «sí» en la consulta que promueve para el 1-O. ¿Llegará a producirse?

El censo para celebrar esa consulta lo elaborará el Gobierno catalán y será ratificado por la Sindicatura Electoral de Cataluña, que se creará como órgano independiente y estará formado por cinco juristas o politólogos. Lo cierto es que, al plantearse la elección de sus miembros por mayoría absoluta del Parlamento catalán, bastarán los votos de Junts pel Sí y de la CUP para designarlos. Los miembros de las mesas electorales se escogerán por sorteo y su presencia el día de la votación será «obligatoria», aunque no se especifica qué les ocurrirá a quienes se nieguen a colaborar. En los municipios que no cedan locales para la consulta, la Generalitat habilitará otros alternativos.

La consulta también dinamita la relación entre el PDECat y ERC

Gonzalo Bareño

Francesc Homs está «hasta los huevos» de que solo miembros de su partido carguen con las consecuencias

Cisma secesionista. Las diferencias y desafecciones se multiplican entre los independentistas a medida que se acerca la fecha anunciada para la celebración del referendo y también las posibles consecuencias penales para quienes lo organicen. Prueba de ello es que la destitución del consejero de Empresa de la Generalitat, Jordi Baiget, por poner en duda que el referendo se llegue a celebrar, no solo ha abierto una crisis en el Gobierno catalán, sino también en el PDECat, partido del presidente Carles Puigdemont, en el que existen serias discrepancias sobre la decisión adoptada. La actual líder de la formación heredera de la antigua CDC, Marta Pascual, no secunda que se haya prescindido del compañero Baiget. De hecho, solo unas horas antes de su destitución, Pascual había dicho que el Gobierno catalán, «con Baiget en él», llegaría hasta al final en la celebración del referendo.

Seguir leyendo

Los puntos destacados

El texto cuenta con una exposición de motivos o preámbulo, 34 artículos distribuidos en seis títulos, una disposición adicional y dos disposiciones finales.

Soberanía

La soberanía es del pueblo catalán. Esta «prevalece jerárquicamente sobre todas aquellas normas que puedan entrar en conflicto» y todos aquellos que participan de su organización quedan «amparados» por el principio soberano.

La pregunta

«¿Queréis que Catalunya sea un Estado independiente en forma de república?»

Resultado

La victoria del sí supondría la declaración inmediata de independencia por parte del Parlamento, mientras que el triunfo del no «implicará la convocatoria inmediata de unas elecciones autonómicas».

Mesas electorales

Se establece que las integren tres miembros, un presidente y dos vocales, «cargos obligatorios» que serán designados por sorteo público.

El censo electoral

Lo elaborará el Gobierno de la Generalitat y no la Oficina del Censo Electoral, encuadrada en el Instituto Nacional de Estadística, dependiente del Gobierno central.

El papel de los ayuntamientos

En cualquier elección es inimaginable que los ayuntamientos no cedan locales, pero la ley catalana del referendo sí prevé ese escenario. En esos casos, que es previsible que se den en distintas zonas de Cataluña no nacionalistas, la Generalitat habilitará locales alternativos distintos de los municipales.

Cospedal recuerda que las Fuerzas Armadas están para proteger la integridad y la soberanía de España

EFE

Presidió la celebración de los cuarenta años años de la creación del Ministerio de Defensa

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha recordado este martes que «por tierra, mar y aire, las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil se encuentran donde haya que proteger los valores de la democracia y de la Constitución, pero también la integridad y soberanía» de España.

Así lo ha puesto de manifiesto María Dolores de Cospedal en la celebración de los 40 años de la creación del Ministerio de Defensa, en un acto que ha contado con la presencia de varios exministros, entre ellos Federico Trillo, y que ha servido para rendir homenaje a los 172 militares fallecidos en acto de servicio y a los 853 muertos a manos de ETA y 88 del Grapo durante las últimas cuatro décadas.

Seguir leyendo

El Gobierno advierte a los ayuntamientos catalanes de que no pueden participar en la consulta

Efe

Recuerda que el referendo sobre la independencia rompe la Constitución y el Estatuto de Autonomía

El Gobierno ha enviado hoy una carta a los ayuntamientos catalanes para advertirles de «la obligación del respeto a la legalidad constitucional y estatutaria», de modo que no pueden colaborar en la organización del referendo sobre la independencia.

Así consta en la misiva con fecha de hoy a la que ha accedido Efe y que el Ejecutivo, por medio del secretario de Estado de Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, ha remitido a 993 entidades locales de Cataluña ante la posibilidad de que participen en una consulta de la que «reiterados pronunciamientos» del Tribunal Constitucional han dicho que vulnera la Carta Magna.

Seguir leyendo

Comentarios

El soberanismo declarará la secesión en 48 horas si hay referendo y lo gana