Duro Felguera firma un contrato en México por 112 millones

La empresa asturiana contruirá unas instalaciones de almacenamiento y suministro de carbón a la central térmica de Petacalco

Junta General de Accionistas de Duro Felguera
Junta General de Accionistas de Duro Felguera

Oviedo

Duro Felguera (DF) ha firmado un contrato con la empresa Greenfield para la ejecución de unas instalaciones almacenamiento y suministro de carbón a la central térmica de Petacalco (México) por un importe de más de 112 millones de euros.

El proyecto se iniciará el próximo mes de agosto y finalizará a mediados del año 2019, según ha informado el grupo industrial asturiano a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La Central Térmica Petacalco, propiedad de la Comisión Federal de la Electricidad (CFE) y ubicada en el estado mexicano de Guerrero, cuenta con 7 grupos térmicos convencionales capaces de generar 2.778 MW, lo que la convierte en uno de los mayores grupos generadores de Latinoamérica, ha destacado DF.

Las nuevas instalaciones, que serán construidas por DF, permitirán que la central se abastezca de combustible alternativo al que recibe actualmente desde el Puerto de Lázaro Cárdenas, situado en el estado de Michoacán. El objetivo es garantizar la operación de la central a pleno rendimiento, «lo que sitúa al proyecto como estratégico para la infraestructura energética mexicana» para «mejorar el suministro eléctrico a las regiones occidental y central del país», ha añadido la multinacional española.

El contrato incluye el diseño, suministro, construcción y puesta en operación de dos nuevos parques de almacenamiento de carbón, uno en el Puerto de Lázaro Cárdenas y otro en la propia central térmica, así como de una cinta transportadora tipo overland, de más de 6 kilómetros de longitud, que conecta ambos parques.

El proyecto se complementa, además, con una serie de equipamientos auxiliares para la operación de las nuevas instalaciones «conforme a los más altos estándares de seguridad».

Comentarios

Duro Felguera firma un contrato en México por 112 millones