Un tiro en el pecho acaba con Blesa

Ana Balseiro
ana balseiro MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

STRINGER | AFP

La autopsia aclarará si el exbanquero se suicidó o sufrió un accidente de caza

20 jul 2017 . Actualizado a las 10:44 h.

Su gran pasión, la caza, marcó el final de la vida del exbanquero Miguel Blesa, que murió ayer a consecuencia de un disparo de escopeta en el pecho, en la cochera de la finca cordobesa a la que supuestamente había acudido para cazar. Aunque la principal hipótesis manejada por los investigadores apunta al suicidio del expresidente de Caja Madrid, fuentes cercanas a Blesa preferían agarrarse ayer a la posibilidad de que se hubiera producido un accidente y la escopeta se le hubiera disparado de forma fortuita. Acabar con su vida, mantienen esas mismas fuentes, no encajaba con su carácter, nada depresivo, incluso en los peores momentos del periplo judicial que en los últimos años lo llevó en dos ocasiones a la cárcel.

En cualquier caso, la Delegación del Gobierno en Andalucía aseguraba ayer que las causas del suceso aún se están investigando, y que será la autopsia, que se le practicará hoy a partir de las 9 de la mañana en el Instituto de Medicina Legal de Córdoba, la que revele si fue un suicidio o un desafortunado accidente lo que acabó con la vida del exfinanciero.

A punto de cumplir los 70 años -los habría celebrado el 8 de agosto-, Blesa llegó solo a las dos de la madrugada del miércoles a la finca Puerto del Toro, ubicada en Villanueva del Rey (Córdoba), conduciendo su propio coche. Supuestamente tenía previsto pasar allí unos días, de caza. Tal y como había hecho en ocasiones anteriores, en algunas de las cuales estuvo acompañado por su esposa desde el 2013, Gema Gámez.