Una niña sudafricana no muestra rastro del VIH tras 8 años sin medicación

El científico Joseph Eron ha presentado un estudio en el que sugiere que una inyección mensual podría sustituir al tratamiento diario de los seropositivos


París

Una niña sudafricana de nueve años infectada con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) desde su nacimiento ha vivido los últimos ocho sin medicación ni rastros de la infección, tras haber sido tratada solamente durante sus primeros meses de vida, según un estudio presentado este lunes en París.

Los investigadores del Instituto Nacional estadounidense de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) presentaron este caso prometedor en la IX edición de la conferencia de investigación sobre el VIH, organizada por la Sociedad Internacional contra el Sida (IAS).

En condiciones normales, los seropositivos deben medicarse toda su vida para mantener a raya el virus, pero esta niña ha sorprendido a los expertos al poseer una carga viral indetectable sin la ayuda de tratamiento.

Se trata del primer menor en controlar el virus durante un periodo prolongado sin terapia en África, señalaron los científicos, y el tercero a nivel mundial.

La joven sudafricana, que permaneció en todo momento bajo supervisión, comenzó a ser medicada cuando contaba con tan solo nueve semanas de vida y dejó de recibir el tratamiento tras 40 semanas, cuando la carga viral había pasado a ser indetectable.

«Este caso podría ayudarnos a comprender cómo el sistema inmunológico controla el VIH y guiar futuras investigaciones sobre la interrupción temprana de la medicación», afirma el estudio, que advierte de que la niña no está curada porque hoy en día es imposible eliminar el virus en el cuerpo de los portadores.

En el 2015, el Instituto Pasteur de Francia anunció que una adolescente, seropositiva desde su nacimiento, dejó de tomar medicamentos cuando tenía seis y había pasado los últimos 12 sin tratamiento ni rastros de la infección.

Un caso similar con un niño infectado con VIH y tratado tempranamente fue descrito en Estados Unidos, el llamado bebé Misisipi, pero la remisión solo duro 27 meses tras el cese de la terapia.

El virus se ha cobrado 36 millones de vidas desde que fue detectado en 1981, y en la actualidad el 53 % de los portadores del VIH tiene acceso a medicamentos antirretrovirales, según los datos presentados la semana pasada por el Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (UNAIDS).

Una inyección mensual para sustituir el tratamiento diario

Una inyección mensual de tratamiento antirretroviral puede bastar a los portadores del VIH para mantener a raya la infección, en lugar de un comprimido por día, según un estudio difundido este lunes en la misma conferencia.

El trabajo, presentado por el científico de la Universidad estadounidense de Carolina del Norte Joseph Eron, sugiere que los portadores en estado de supresión viral responden bien a las inyecciones sin importar si son administradas cada cuatro semanas o cada ocho.

En la actualidad, los portadores del VIH deben tomar un comprimido diario para que el virus sea indetectable y no pueda ser transmitido, aunque no es posible eliminarlo completamente.

«Para algunos seropositivos, un tratamiento inyectable de larga duración puede ser más cómodo y menos estigmatizante que el actual, lo que podría incrementar la tasa de seguimiento», señalan los autores de este ensayo, que ya ha sido probado por varios centenares de personas.

La continuidad al tomar el medicamento es vital ya que, de lo contrario, entre otros efectos, pueden aparecer virus resistentes a los antirretrovirales, una posibilidad que «inquieta» al copresidente de la conferencia, Jean-François Delfraissy.

Interrogado por el diario francés Libération, Delfraissy se refirió a la posibilidad de tratar a los portadores con parches «con capacidad para actuar durante semanas», así como de utilizar estas soluciones con fines preventivos.

Comentarios

Una niña sudafricana no muestra rastro del VIH tras 8 años sin medicación