El Chapo recibirá este jueves la primera visita en prisión de un familiar

El narco deberá resolver la contratación de abogados en EE. UU. y el pago de sus honorarios


El narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán recibirá este jueves la primera visita de un familiar desde que está detenido en Estados Unidos, dijeron este lunes sus abogados.

La cita debe servir para que Guzmán trate con su familia la contratación de una defensa privada y la fórmula de pago con los letrados ya elegidos, a la espera de recibir alguna garantía de que podrán cobrar.

El juez encargado del caso rechazó este lunes que el Gobierno estadounidense tenga que dar esas garantía de antemano y dijo a los abogados que si quieren representar a El Chapo, deben asumir el riesgo de que sus honorarios sean bloqueados.

Los abogados elegidos por el narco, encabezados por Jeffrey Lichtman y Eduardo Balarezo, aseguraron a los periodistas estar listos para tomar las riendas del caso, pero insistieron en que necesitan tener garantías de que cobrarán por su trabajo.

Las autoridades estadounidenses reclaman a El Chapo más de 14.000 millones de dólares por sus actividades como supuesto líder del Cártel de Sinaloa y por ahora se han negado a asegurar que no buscarán confiscar los fondos que use para pagar a sus abogados.

Hasta ahora, su defensa ha estado a cargo de letrados de oficio, que fueron quienes este lunes le representaron formalmente en la vista celebrada en un tribunal federal de Brooklyn, en Nueva York.

Según fuentes de la defensa, Bernarda Guzmán, hermana del narcotraficante, será quien se reúna con él este jueves, aunque los abogados no quisieron confirmarlo públicamente, limitándose a señalar que será un familiar cercano.

El Chapo, que se enfrenta a la cadena perpetua, se ha declarado no culpable y está preso en una cárcel de Nueva York en medio de grandes medidas de seguridad, tras sus dos huidas de prisiones mexicanas.

Lichtman calificó de «obscenas» las condiciones de encarcelamiento que sufre Guzmán y dijo que en 27 de años de oficio «nunca había visto nada así».

Según aseguró, desde que está en Nueva York, a donde fue extraditado en enero pasado, el narcotraficante solo ha podido hablar con abogados y permanece 23 horas al día aislado en una celda sin luz natural.

Los abogados destacaron que el estado mental de Guzmán se ha deteriorado con el paso del tiempo en la cárcel y que sufre algunos problemas de salud.

Por su parte, Guzmán saludó con un gesto con su brazo a miembros de su familia, entre ellos su mujer y dos hijas, al entrar en la sala donde se celebró una breve vista para repasar la situación del caso a la espera del comienzo del juicio, previsto para abril de 2018.

Vestido con el uniforme azul de prisionero, El Chapo no tomó la palabra durante la breve sesión.

Su próxima aparición ante la corte está prevista para el próximo 6 de noviembre, según anunció el juez, Brian Cogan.

Comentarios

El Chapo recibirá este jueves la primera visita en prisión de un familiar