El futuro de los 400 euros para parados sin ingresos, en manos de las comunidades

Empleo negocia el apoyo de las autonomías a una prórroga retroactiva del Plan Prepara


Redacción

El Ministerio de Empleo busca el apoyo de los gobiernos autonómicos para mantener operativo el plan Prepara, la ayuda de 400 euros durante seis meses para parados que han agotado la prestación contributiva y los subsidios y que carecen de otras fuentes de ingresos (cantidad que se eleva a 450 para los que tienen cargas familiares). El programa, que lleva en vigor desde febrero del 2011, se extinguirá oficialmente hoy, al no cumplirse ya la condición fijada por el Gobierno para su prórroga, que era automática cuando la tasa de paro superaba el 18 %. Sin embargo, la última EPA, publicada a finales de julio, rebajó esa cifra al 17,22 %.

Esto no supondría un obstáculo para la continuidad del subsidio (solo dependería de la voluntad política fijar una nueva referencia) si no fuera porque el Tribunal Constitucional, en una reciente sentencia, ha dado la razón a la reclamación presentada por el Ejecutivo vasco y dictaminó que se ha producido una invasión de las competencias autonómicas. La gestión de estas ayudas, que siempre ha llevado el Servicio Público de Empleo Estatal, corresponde según la sentencia a las comunidades.

Por eso, en la reunión de urgencia mantenida ayer entre el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo y los agentes sociales (los sindicatos UGT y CC. OO. y las patronales CEOE y Cepyme), el Gobierno se comprometió a negociar un acuerdo con las autonomías para que estas permitan mantener las ayudas del Prepara. Según avanzó UGT a la conclusión del encuentro, la intención de Empleo es aprobar la prórroga extraordinaria del plan en el Consejo de Ministros del 25, con un real decreto que precisaría de una autorización expresa de las comunidades autónomas, mediante una encomienda de gestión al Ejecutivo, para que este siga haciéndose cargo del plan temporalmente (en principio, hasta febrero). La medida tendría carácter retroactivo desde el 15 de agosto para que ningún desempleado que cumpla los requisitos pierda el derecho a recibir la ayuda.

«Lo ideal es que acordemos un mecanismo para que nadie quede desprotegido», dijo el secretario de Estado de Empleo. Riesgo detalló que desde su puesta en marcha en febrero del 2011, el Prepara ha beneficiado ya a 960.000 personas, y remarcó que todas aquellas que ya tengan reconocida la ayuda seguirán percibiéndola con normalidad y que anunció que convocará una Conferencia Sectorial de Empleo a finales de mes para recabar el apoyo de las autonomías a la prórroga del Prepara. Aunque el Ejecutivo no espera encontrar obstáculos, los sindicatos tienen alguna duda de la postura que puedan tomar comunidades como el País Vasco o Cataluña, sobre todo después de que el Constitucional haya confirmado que se trata de una competencia autonómica. 

Reforma del sistema

Sin embargo, Gobierno y agentes sociales no quieren dejar pasar la oportunidad de simplificar el complejo entramado de ayudas creado durante los años de la crisis para dar sostén a los parados sin cobertura. Y es que, además del Prepara, están también el PAE (Programa de Activación para el Empleo, 426 euros durante seis meses para desempleados de larga duración y con cargas familiares) o las rentas de inserción.

Por eso, una vez conseguido el balón de oxígeno con la prórroga del Prepara, Empleo se reunirá de nuevo a principios de septiembre con sindicatos y patronales para diseñar un nuevo modelo que «garantice una protección eficaz al desempleado y el respeto al marco competencial».

Desde los sindicatos, Mari Carmen Barrera, secretaria de Empleo de UGT, fue rotunda: «La sentencia [del Constitucional] no puede servir de excusa al Gobierno para acabar con este programa», dijo, al tiempo que reclamó que la reforma del sistema de ayudas «proteja más y mejor» a los desempleados, ya que la actual tasa de cobertura solo llega al 54,6 %. Es decir, casi la mitad de los parados no reciben prestación ni subsidio alguno.

Valora este artículo

1 votos

El futuro de los 400 euros para parados sin ingresos, en manos de las comunidades