Un hombre trata de huir con su hija tras matar a su exsuegra en A Coruña

Planeaba coger un avión el lunes por la mañana con la menor de 21 meses

;
Detenido tras asesinar a su suegra en A Coruña y fugarse con su bebé El arrestado tiene 43 años. Fue interceptado y detenido en Culleredo, desde donde planeaba huir en avión

A Coruña

Un varón de 43 años fue detenido este lunes en Culleredo como presunto autor de la muerte de su exsuegra, de 73 años, que fue hallada de madrugada por su propia hija en la vivienda en la que ambas vivían en el barrio coruñés de Monte Alto. El hombre trataba de huir en avión junto a su hija de 21 meses, que se encontraba al cuidado de su abuela, la persona fallecida. El caso está en manos del Juzgado de Instrucción número 6 de A Coruña, que ha decretado el secreto de sumario a la espera de que el supuesto homicida pase a disposición judicial en las próximas horas.

Los hechos se produjeron antes de las 23.30 horas del domingo, hora a la que el hombre se alojó con su bebé en una pensión de O Burgo (Culleredo), muy próxima al aeropuerto de Alvedro, desde donde tenía previsto volar junto a su hija este lunes por la mañana a Barcelona o Madrid. El supuesto homicida se habría presentado en casa de su exsuegra, en el número 5 de la calle Gerión, con la intención de llevarse a la pequeña, aprovechando que su expareja no se encontraba en la vivienda en ese momento. Ante la negativa de su suegra, este la habría matado. Se desconoce por el momento si el hombre utilizó un arma blanca para cometer el crimen.

Horas más tarde, sobre las tres de la madrugada, llegó a la casa la hija de la víctima mortal. Allí se encontró la brutal escena, con su madre muerta en el suelo y rodeada de un gran charco de sangre. Tras comprobar que la niña había desaparecido y no estaba en casa, e impactada por lo visto en el piso, la mujer bajó al portal y llamó a la Policía Local de A Coruña, que se desplazó a la zona.

Muerte violenta

Cuando los agentes llegaron a la vivienda constataron que se trataba de un episodio de «extrema violencia». También aseguran fuentes policiales que podría haber detrás un posible caso de violencia machista y malos tratos.

La mujer, en un evidente estado de conmoción, tuvo que ser atendida en la puerta del inmueble por efectivos de la unidad de emergencias del Sergas, que se desplazaron hasta el lugar junto a numerosas patrullas de la Policía Nacional, que se hizo cargo del caso.

El Juzgado de Instrucción número 6 de A Coruña, en funciones de guardia, autorizaba posteriormente el levantamiento del cadáver de la mujer de 73 años, confirmando que se trata, a la espera de los resultados de la autopsia, de una muerte violenta. Según el testimonio de varios vecinos, la actuación policial se prolongó hasta más allá de las 7.30 horas.

Antes de que los agentes de la Policía Nacional diesen por terminadas sus pesquisas en el número 5 de la calle Gerión, el supuesto autor de los hechos ya había sido detenido en el hostal en el que se hospedaba en O Burgo (Culleredo).

Sin llamar la atención

Tal y como confirmaban desde la pensión de la avenida de A Coruña, el hombre llegó al establecimiento alrededor de las 23.30 horas, cuando quedó registrada su entrada. Con él iba ya su hija de 21 meses. Desde el hostal aseguran que no se percataron de ningún comportamiento sospechoso de esta persona.

A las seis de la mañana, la Guardia Civil y la Policía Nacional se personaron en la pensión y preguntaron en la recepción por el hombre. «No hubo ningún escándalo y todo fue muy tranquilo», afirman desde la dirección del negocio.

La menor, rescatada

El hombre fue detenido y su hija rescatada sin mayores complicaciones. El supuesto autor de los hechos había comprado ya billetes para coger un vuelo desde el aeropuerto de Alvedro, a escasos kilómetros de donde se hospedaban. Por el momento, se desconoce si su expareja había puesto algún tipo de denuncia contra el hombre por malos tratos. Tampoco se sabe cuál es el régimen de custodia de los dos hijos que tienen en común.

Sin episodios «graves» desde que la familia se mudó, dicen los vecinos

Los vecinos de la calle Gerión, en el barrio coruñés de Monte Alto, amanecían con la presencia de numerosos coches de la Policía Nacional todavía en la zona. Uno de los residentes del inmueble, que vive en el piso inferior de donde se cometió el crimen, aseguraba ayer que no era consciente de la existencia de episodios «graves» de violencia en esa vivienda, solo «alguna discusión» aislada. Otros viandantes consultados también desconocían cualquier altercado previo en el entorno del edificio.

«Vivían la fallecida con su hija y sus dos nietos desde hace poco más de un año», aseguraba este vecino, que se vio sorprendido la pasada madrugada por el despliegue policial en su portal: «Yo volví sobre las seis de la mañana a casa y me encontré a la hija de la fallecida en la acera llorando y siendo atendida por los agentes». Son varios los residentes de la zona que se sorprendieron al ver a la mujer en tal estado.

El mismo vecino también confirmaba que la pareja estaba separada y que el hombre no residía en el inmueble donde se produjeron los hechos. Explicó que tenían dos hijos en común, un niño de «7 u 8 años» y una niña de 21 meses. «El chaval estaba con una amiga de la madre ayer, así que en casa solo estaba la pequeña con la abuela», afirma el residente del inmueble, en cuyo portal todavía se encontraba ayer el carrito de la menor secuestrada por su padre.

Minuto de silencio

El Ayuntamiento coruñés ha convocado para hoy a las 12 horas un minuto de silencio a las puertas de María Pita en señal de repulsa y en apoyo a la familia y allegados de la víctima mortal. La concejala de Igualdade, Rocío Fraga, cree que el caso debe tener «a consideración de violencia de xénero» y afirmó que están a disposición de los afectados.

Comentarios

Un hombre trata de huir con su hija tras matar a su exsuegra en A Coruña