«La Generalitat ha hecho política con la gestión de los Mossos»

El histórico sindicalista dice que se ha antepuesto el interés del «presunto Estado catalán» a la operativa policial


madrid / la voz

Policía en la reserva, José Manuel Sánchez Fornet fue secretario general del Sindicato Unificado de Policía durante más de veinte años (1992-2013) y ahora es portavoz del Colectivo Democrático de Policías y Guardias Civiles.

-¿Cúal ha sido el principal fallo en la prevención y la gestión de los atentados?

-La dispersión de la información operativa que tenemos desde hace años entre la policía, la Guardia Civil y el CNI. Esto, trasladado a las autonomías donde hay policías propias, significa añadir un cuerpo más a la descoordinación. Los Mossos, como los demás cuerpos, juegan a ocultar información, a apuntarse los tantos, a colocarse las medallas y a no compartir nada para que nadie les haga sombra. Lo que pasó en Alcanar la noche de la explosión no tiene ningún sentido.

-¿Por qué?

-La misma noche de la explosión, un tédax de la Guardia Civil dijo en un grupo de WhatsApp donde estamos policías y guardias civiles que solo por las imágenes que había visto por televisión le parecía raro que fuera un explosión de gas, porque cuando esta se produce lanza los cascotes hacia afuera y en Alcanar el edificio de derrumbó sobre sí mismo, por lo que parecía más que se tratara de explosivos. Eso lo sabe un bombero, por ejemplo. Si se hubiera analizado con la mínima profesionalidad exigible a cualquier tédax se habría concluido que no era una explosión de gas normal. Ahí hubo un primer error que hizo que se perdieran 17 horas para prevenir el atentado. A partir de ahí debieron dispararse todas las alarmas.

-Los Mossos no sospecharon.

-Primero dijeron que era una explosión de gas y luego, de un laboratorio de drogas, pero todo el mundo sabe que la acetona, el ácido sulfúrico y el agua oxigenada componen el explosivo del Estado Islámico. En la práctica policial es un fracaso absoluto, porque la primera inspección ocular es fundamental, puede proporcionar un montón de pruebas. Para mí, fue el principal fallo, porque si se hubiera determinado que había explosivos se podrían haber organizado los dispositivos de seguridad.

-Eso hizo que no se interrogara al herido, que ayer mismo confirmó que los terroristas preparaban un atentado mayor.

-Estuvo varias horas en el hospital y se habría escapado si no hubiera estado grave.

-¿Está confirmado que aparecieron hojas del Corán?

-Fuentes seguras me han dicho que había panfletos de carácter yihadista con lemas del Corán.

-¿Es cierto que los Mossos no dejaron a los tédax de la Guardia Civil que les ayudaran?

-Lo que a mí me consta es que se ofrecieron telefónicamente.

-Los Mossos actuaron en solitario en todos los operativos.

-Es muy duro lo que decimos en la nota, pero parecía que a la Generalitat no le importaba que hubiera más muertos actuando solo los Mossos que menos si colaboraban la policía y la Guardia Civil.

-El terrorista de las Ramblas escapó de un control policial. ¿Hubo también fallos?

-Según los especialistas, es casi imposible escapar a un control policial bien montado. Pero no había personal suficiente por las vacaciones. Si hubieran ayudado la Guardia Civil y la policía se podían haber hecho mejor los controles. Luego, en Cambrils pasó lo mismo, el coche pasó el primer control de los Mossos. Otro error operativo que hay que analizar.

-¿Fue irresponsable no colocar los bolardos en las Ramblas?

-Sí. Pero tampoco lo hicieron en la Puerta del Sol o la Plaza Mayor ni en otras ciudades. Es cierto que los terroristas pueden atentar en cualquier lugar, pero siempre hay que ponérselo difícil. Los mandos de los Mossos no atendieron la recomendación de poner bolardos que hizo el comisario general de seguridad ciudadana porque no quieren que nadie les obligue a tomar medidas pues su autonomía como policía del presunto Estado catalán está por encima de la operativa policial.

-¿Ha habido una voluntad política de la Generalitat de excluir a la policía y la Guardia Civil para apuntarse los méritos?

-Absolutamente. Llevan mucho tiempo en ello. La Generalitat ha actuado en estos atentados con la misma dinámica que lleva trabajando mucho tiempo. Ha hecho política con la gestión de los Mossos y ha retrasado información a la policía y la Guardia Civil.

-¿Cómo valora que el imán de Ripoll no estuviera controlado? -Hay un fallo de muchos organismos. Primero se frenó la orden de expulsión y que no estuviera controlado después de cuatro años de cárcel, donde todo el mundo sabe que los presos se radicalizan, no tiene ningún sentido. El CNI, la policía, la Guardia Civil o los Mossos tendrían que haber hecho algo. Esto lleva a pensar que ahora mismo tenemos a cientos de terroristas en potencia que no están controlados, a pesar de haber estado en la cárcel por otros delitos. Tenemos muchos agujeros negros en la seguridad.

-¿Cree que los mossos podrían haber detenido a alguno de los terroristas que mataron?

-No me atrevo a decirlo porque no estaba allí. Pero según la teoría policial habría que haber intentado cogerlos vivos para poder interrogarlos. No llevaban armas largas ni pistolas, sino con cinturones simulados. Podrían haberles disparado a las piernas, hacer un círculo de seguridad.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

«La Generalitat ha hecho política con la gestión de los Mossos»