El extraño caso de una mujer alérgica a las nueces que se quedó sin movilidad debido a una negligencia

La conocida productora británica Amy May Shead advirtió al personal de un local de Budapest de su alergia a las nueces

M.P

Amy May Shead era una mujer de 29 años llena de amigos, intereses y orgullosa de su trabajo como productora del programa «Good Morning Britain» en la London ITV Broadcasting Company. Corría el año 2014 y Amy se encontraba en Budapest con cuatro amigos pasando un fin de semana de vacaciones cuando decidió ir a un restaurante. A partir de ese momento, su vida cambió, dando un giro inesperado que acabó con su salud, su bienestar y su vida. La mujer sufría alergia a las nueces y, por ello, cuando comía fuera de casa advertía de que cualquier producto que le sirviesen tenía que estar libre de ellas.

Y en esta ocasión no fue menos, ya que accedió a un restaurante donde comunicó su alergia y pidió que le trajesen pollo que no contuviese nueces, ni siquiera trazas. Pero en el local hicieron caso omiso o simplemente lo pasaron por alto. Bastó solo un bocado para que Amy comenzase a sentir las consecuencias de una reacción anafiláctica que, en su caso, se manifestó con la pérdida de oxígeno. Después de este episodio, fue llevada al hospital, donde intentaron reducir el daño cerebral.

Tras el incidente en Budapest, fue trasladada a un hospital de Londres, donde pasó 11 meses en rehabilitación. En cuanto al restaurante donde se consumó la negligencia,  es preciso destacar que, a pesar de que el abogado de la familia lo solicitó, no tuvo que pagar ningún tipo de compensación. Aún así, sus padres han seguido luchando y han abierto la web The Amy May Trust con el objetivo de recaudar donaciones y ayudar a la mujer en su rehabilitación asegurándole, de esta forma, una vida digna.

En la actualidad Amy May se encuentra en silla de ruedas, no puede hablar y apenas mueve los brazos, las piernas y la boca. En definitiva, es totalmente dependiente de sus padres, Sue y Roger. A pesar de esto y aún siendo la mirada la única forma que tiene de comunicarse, es consciente de todo lo que ocurre a su alrededor.

En Europa casi no tiene trascendencia

Según el doctor Puggioni, tal y como recoge el diario Corriere della Sera, «gran parte de los países anglosajones, en Inglaterra, pero sobre todo en los Estados Unidos se estima que hay aproximadamente un 8 % de afectados». Sin embargo, en Europa es bastante raro, siendo más o menos alrededor de un 1-2 % los que sufren la alergia. De acuerdo con los datos más recientes sobre anafilaxia, solo en un 1% de las reacciones fueron fatales y la atención médica no consiguió llegar a tiempo. Quizás, la diferencia entre los EE.UU y Europa se debe a los diferentes hábitos alimenticios, tal y como afirman los expertos, algo que el doctor Puggioni considera «un problema real» para el que buscan una inmunoterapia específica.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El extraño caso de una mujer alérgica a las nueces que se quedó sin movilidad debido a una negligencia