Las fortunas asturianas aportan a Hacienda un 20% menos desde 2011

Los 3.613 asturianos con un patrimonio superior al millón de euros dejaron en 2015 a Hacienda 17 millones frente a los 22 millones de 2011

Cristóbal Montoro
Cristóbal Montoro

Redacción

Las grandes fortunas asturianas, más de 3.600 personas, aportaron en el último año cerrado, el del 2015, algo más de 17 millones de euros a través del impuesto de patrimonio, según los datos que acaba de revelar el Ministerio de Hacienda. Esa cifra supone un 20% menos desde que el Gobierno central decidió recuperar este tributo, en el 2011. Ese año, los ricos asturianos desembolsaron 22 millones de euros. El Ejecutivo de Rodríguez Zapatero lo había suprimido en el 2008, pero se vio obligado a rescatarlo ante la fortísima caída en la recaudación por la crisis financiera. En el balance final de la declaración, las fortunas asturianas abonaron una media cercana a los 5.200 euros, mientras que en 2011 pagaron 6.400. 

El impuesto de patrimonio en Asturias incluye bienes inmuebles, seguros, acciones, vehículos, joyas, objetos de arte... por un montante global de 8.468 millones de euros, que son los que declaran 3.613 asturianos con altas rentas. A una media de 2,3 millones de euros en patrimonio, por debajo de lo que sucede en el conjunto de España (3 millones). De un año para otro se detecta un incremento notable en deuda, bonos, acciones y participaciones en sicav, hasta sumar casi 30.000 millones de euros a nivel nacional; son casi 2.000 más. Hay que tener en cuenta que los datos son del 2015; a partir de entonces los grandes patrimonios han ido deshaciendo su participación en sicav por su peor tributación. Caen, en cambio, los depósitos en cuentas corrientes, de 2.678 millones a 2.580, por la menor rentabilidad del ahorro. En inmuebles declaran 3.200 millones.

Este impuesto estatal lo recauda Hacienda y lo prorroga cada año. Está cedido a las comunidades autónomas, con margen para decidir los tipos y su aplicación efectiva. El impuesto se aplica en las 17 comunidades, incluidas las forales. En Madrid se declara, pero no se paga nada. Esperanza Aguirre decidió dejarlo exento, con una fuerte controversia al considerar otras regiones que lo hacía como gancho para captar fortunas de otros territorios. Por ahora es la única que lo hace, y parece que así seguirá siendo.

¿Quién lo tiene que abonar en el resto? La casuística es bien compleja. En Asturias están obligados los contribuyentes que, una vez realizadas las deducciones correspondientes, tienen un patrimonio superior a 700.000 euros (es el mínimo exento) sin contar la vivienda habitual (hasta 300.000 euros). «Coloquialmente se dice que lo pagan los que tienen más de un millón de euros», afirman expertos consultados. En el resto de las autonomías, el mínimo exento en casi todos también es de 700.000, aunque algunos lo tienen más bajo, y por lo tanto cobran más. Es el caso de Aragón (400.000 euros), Extremadura (500.000), Valencia (600.000) y Cataluña (500.000). Es decir, si tienes un patrimonio de 550.000 euros solo pagarías este impuesto en Cataluña, Aragón o Extremadura. Pasa por caja más gente, pero otra cosa es el tipo por el que se tributa.

Valora este artículo

0 votos

Las fortunas asturianas aportan a Hacienda un 20% menos desde 2011